ANTROPOSMODERNO
Reportaje al Psicoanalísta francés Jean Allouch, que visitó Buenos Aires
Marcelo Mazzuca

El “sex-phone” de Bill Clinton, el “fist-fucking” de algunos, el sadomasoquismo de todos son algunos de los asuntos que aborda Jean Allouch cuando lee a Freud y Lacan...

Imprimir el artículo  |  Volver al Home








Reportaje al Psicoanalísta francés Jean Allouch, que visitó Buenos Aires
El psicoanalista Jean Allouch, en su reciente visita a la ciudad de Buenos Aires.
psicologia@pagina12.com.ar . Fax: 4334-2330.

?Lacan estableció una teoría del coger ?

http://www.pagina12.com.ar/2000/suple/psico/00-08/00-08-17/psico01.htm

El ?sex-phone? de Bill Clinton, el ?fist-fucking? de algunos, el sadomasoquismo de todos son algunos de los asuntos que aborda Jean Allouch cuando lee a Freud y Lacan ?quien fue su analista? tomando en cuenta los cambios históricos en el paradigma de la sexualidad.

Por Marcelo Mazzuca

?Esa obsesión sadomasoquista que caracteriza nuestro amable ambiente sexual? se llamó el seminario que Jean Allouch dictó hace unos días en Buenos Aires. Miembro de la Ecole Lacanienne de Psychanalyse, autor de numerosos libros ?entre ellos Marguerite, Lacan la llamaba Aimée y La erótica del duelo en los tiempos de la muerte seca?, trabaja actualmente en lo que llama ?la teoría del coger en Lacan?. El seminario fue auspiciado por Edelp y Litoral.
?El título de su seminario reproduce una frase de Lacan en el seminario ?El reverso del psicoanálisis?. ¿Qué le interesó de esta idea?
?Desde hace dos años trabajo en algo que se puede llamar, en Lacan, la ?teoría del coger?. Esa teoría es importante porque en el seminario ?La angustia? se produce un giro que es el primer paso hacia lo que, unos años después, va a llamarse ?no hay relación sexual?. Creo que esta fórmula no es fácilmente accesible; la gente la repite sin entender de qué se trata. La vía para entenderla es estudiar la teoría del coger del seminario ?La angustia?. Allí se ve que el problema planteado es el estatuto del goce y se trata de determinar si este estatuto, como ya Freud lo decía, no es fundamentalmente masoquista. ?Esa obsesión sadomasoquista que caracteriza nuestro amable ambiente sexual? quiere decir que el estatuto del sadomasoquismo no es una modalidad de un tipo de sexualidad. El sadomasoquismo es en el coger lo menos ?perverso? que se puede imaginar. El sadomasoquismo no es propio de una categoría de gente sino que caracteriza nuestro ambiente sexual, caracteriza toda manera de sexualidad.

?¿Hay diferencia entre los ensayos freudianos para una teoría sexual y las llamadas por usted ?teorías del coger? de Lacan?

?Sí. La posición de Freud estuvo históricamente determinada; él trabajó el tema de la sexualidad en un momento muy específico que ya no existe. Un momento en que el paradigma de que la sexualidad debería servir a la reproducción, el que podría llamarse paradigma católico, cayó. Esto fue a fines del siglo XIX, y hubo una necesidad de inventar una nueva normalización de lo sexual. El momento en que Freud inventa su teoría de las pulsiones es también el momento en que los psiquiatras inventan el concepto de perversión, y poco después apareció la campaña antimasturbatoria. Había necesidades muy grandes de normalización que aún existen, pero Freud se mantuvo a un costado, no fue precisamente uno de los que satisfacía la demanda de norma. Pero después hubo un trastorno y las invenciones freudianas ahora pueden servir para dar normas a la sociedad.

?¿Considera que esto es un peligro derivado del psicoanálisis?

?Es más que un peligro, es una realidad del psicoanálisis actual que confirma lo que dice Foucault del psicoanálisis: que funciona como una pastoral. Y esta normatización tuvo lugar con la ayuda del lacanismo. Hay psicoanalistas en Francia que escriben en los diarios para decir que los gays no deben tener niños porque esos niños se volverían psicóticos. También apareció recientemente un libro sobre lo que ellos llaman el inconsciente homosexual, que es una tontería absoluta. Es algo producido por un grupo oficial y muy importante de lacanianos. La nueva norma es lo que ellos llaman ?el orden simbólico?. Creen que en el orden simbólico hay algo que ellos llaman ?complejo de Edipo? y que funciona para normalizar al sujeto. No han franqueado el paso que dio Lacan cuando reduce lo simbólico a la relación entre dos significantes, creen que en lo simbólico existen formaciones como el complejo de Edipo y en realidad no hay otra cosa que significantes. Se refieren a lo que Lacan dijo en los años cincuenta olvidando lo que hizo después que es, como solía hacerlo,rechazar sus propias posiciones. La obra de Lacan no es un sistema de pensamiento.

?¿Qué otros ejemplos encuentra de este nuevo intento de normalización?

?En muchos lugares lacanianos el psicoanálisis funciona como un saber que el psicoanalista usa en el trabajo con sus analizantes. Eso está en total contradicción con Freud y con Lacan, que decían que un psicoanálisis es el ejercicio de un método y, para que funcione, hay que olvidar todo lo que se sabía antes de recibir a ese paciente. Eso se trastornó después de la muerte de Lacan. El respetaba ese método. Yo tengo una experiencia de analizante con él y nunca aplicó la menor parte de ese saber en mi análisis, nunca he escuchado ni una sola palabra ni un solo concepto lacaniano en su boca durante mi análisis con él. Pero ahora eso funciona de una manera muy patente. La gente dice ?Eso es su fantasma..., su castración?.

?¿Qué posición debería tomar el psicoanálisis frente a las nuevas formas de organización de la sexualidad?

?Hay cosas nuevas en la sexualidad que nacieron prácticamente entre los años setenta y ochenta y que ahora se desarrollan mucho. Por ejemplo Clinton tuvo trece sex-phone con Monica Lewinsky a pesar de poder coger cuando y cuantas veces quisiese: ¿por qué trece sex-phone? No fue producto de un hombre insatisfecho, se trata de otra cosa. Entiendo que efectivamente hay nuevas formas de sexualidad. Por ejemplo los gay inventaron una nueva práctica que se llama fist-fucking, un acto sexual nuevo que antes no existía y que da lugar a toda una subcultura. Y hay otras prácticas nuevas. Lo primero que se puede hacer desde el psicoanálisis es estudiar todo eso y ver de lo que se trata.

?¿El psicoanálisis puede decir algo sobre este asunto?

?Todos esos asuntos exigen modificar pensamientos que parecen saberes establecidos. Por ejemplo, la existencia de una clasificación de las enfermedades que divide psicosis, neurosis y perversión. Si se trataran esos problemas nuevos en la sexualidad a partir de esas clasificaciones, no se produciría nada. Las nuevas modalidades de la sexualidad necesitan que cambiemos cosas que creíamos saber. Los conceptos de homosexualidad o de perversión fueron una invención cultural y no existen más como tales. Los psicoanalistas aún no han tomado en cuenta todo eso, siguen con un saber que ya no corresponde a las cosas que existen hoy.

?La teoría del coger, en la obra de Lacan, ¿es una única teoría o hay que hablar de ?las? teorías del coger?

?Cuando Lacan trata de establecer la teoría del coger, se da cuenta de que el falo no funciona como algo que podría diferenciar dos sexos. No se pueden definir identidades sexuales a partir del falo, como ocurriría suponiendo que hay los que lo tienen y los que no; eso establecería dos categorías bien diferenciales. Lacan descubre en 1963 que el falo no funciona así y que precisamente en el punto del coger, donde el falo podría funcionar así, se desvanece. Ese fue el primer paso de la idea de que no hay relación sexual. Entonces, todos esos problemas actuales sobre las identidades fueron estudiados ya por Lacan mucho antes de que fueran planteados por los gay o las lesbianas. Creo que la fórmula ?no hay relación sexual? no fue bien entendida, incluso por muchos lacanianos. Doy otro ejemplo: cuando dicen que el concepto de heterosexualidad fue una invención bastante reciente y que no existía en el siglo XIX, tienen razón, no existía antes de 1876. La heterosexualidad fue primero un concepto de perversión; la gente que se decía heterosexual fue catalogada como perversa pues no ligaban su sexualidad a la reproducción sino al placer, al goce. Luego ese concepto de heterosexualidad se modificó hasta adquirir el estatuto de norma. Ahora que se estudia la historia ese concepto deja de funcionar, pero ya en el ?63 eso no funcionaba paraLacan. A partir del momento en donde él decía que el falo no podía dar la diferencia sexual, dejaba de funcionar el concepto de heterosexualidad.

?¿Cómo se plantearía hoy por hoy la teoría del coger?

?Ahora existen estudios sobre la historia de la sexualidad que no existían en los tiempos de Freud y Lacan. Esos estudios, principalmente norteamericanos, se han desarrollado mucho y se puede concluir que el paradigma principal de la sexualidad occidental fue planteado a partir de un problema que es el del amo. Cómo un amo se puede comprometer en la sexualidad sin perder su estatuto de amo, pues ya los griegos sabían que cuando Eros interviene el amo deja de ser un amo, es Eros el que pasa a ser el amo. Ellos tenían ese problema que sitúa la sexualidad alrededor de un agujero que no es la vagina sino el recto. Y en ese lugar del recto hay una interdicción fundamental, que no es la del incesto: un amo no puede dar su recto a otro hombre. Eso focalizó totalmente el problema de la sexualidad en Occidente y ahora toma nueva importancia. Por ejemplo hay grupos lesbianos constituidos alrededor del problema de cómo una mujer puede ser amo de otra mujer. Si hubiera relación sexual esas diferentes modalidades históricas de sexualidad no hubieran existido; por ejemplo, la modalidad griega de la que hablaba es diferente de la cristiana. Las variaciones mismas de diferentes tipos de sexualidad valen como prueba o confirmación de la proposición de Lacan que dice que ?no hay relación sexual?.

Testimonio sobre Lacan

Por Jean Allouch

El artículo de Elena Jabif que, bajo el título ?Ultimos días de la gran oreja idolatrada?, apareció en esta sección el 27 de julio pasado contiene hechos que no son exactos e interpretaciones que son problemáticas.
Por ejemplo: ?A los que venían por primera vez y se inquietaban del precio por pagar, les susurraba: ?Ya me dará usted alguna cosita, querido mío??. Quizá Lacan haya dicho eso a una o dos personas, pero no es una generalidad para toda la gente como parece aquí. Además, no toda la gente se inquietaba del precio de las sesiones. Cito: ?Los pacientes circulaban según un rito cercano al procedimiento del pase?: no era un rito ir a ver a Lacan, y lo que había no era en ningún modo cercano al procedimiento del pase. ?Cada paciente encontraba ahí un asilo conforme a la gravedad de su estado?: ¿por qué suponer eso?; seguramente había pacientes que no encontraban ahí un asilo conforme a la gravedad de su estado. ¿Por qué magnificar de esa manera lo que pasaba en el consultorio de Lacan, que no fue tan diferente de lo que pasaba en otros consultorios? ?Lacan había acabado por abolir las fronteras entre su vida y su tarea profesional?: Lacan hizo exactamente lo contrario; cerca del consultorio estaba su domicilio particular y precisamente había una frontera, yo nunca fui a sus habitaciones privadas. También la idea de que los analizantes iban al café Les Deux Magots ?para comentar el contenido o la ausencia de contenido de sus sesiones? es desacertada; yo fui diez años a analizarme con Lacan y nunca fui a Les Deux Magots.


Down. Jornada ?Psicología, psicoanálisis y síndrome de Down?, el 26. Asociación Síndrome de Down de la Argentina. 4777-7333.
Francia. ?El psicoanálisis en Francia?, por Alain Vanier y Bernard Tboul, el 22 a las 20. Vicente López 2220. Asociación Latinoamericana de Historia del Psicoanálisis. Gratuito.
Cuerpo. ?Escrito en el cuerpo?, jornadas de psicosomática en el Servicio de Psicopatología del Hospital Argerich, 24 y 25 de 10 a 12.30. Almte. Brown 240. 154-490-8090.
Yoga. Yogaterapia con Susana Alonso en Federación Argentina de Yoga. 49431402.
Sur. ?Aperturas en la praxis psicoanalítica?, con Isidoro Vegh, Analía Stepak, Susana Vuotto y Leonor Suárez, en Reuniones de Psicoanálisis Zona Sur, el 26 a las 9.45. 4204-8948.
Dolor. ?El dolor?, por Pablo Kovalovsky e Isidoro Gurman en Agrupo, el 23 a las 21. 4951-6083.
Psicopedagogía. II Seminario de Psicopedagogía Clínica: ?Psicosis y debilidad mental?, desde el 4 de setiembre de 9.30 a 12.30. Equipo de Psicopatología Infantojuvenil del Sanatorio Municipal Julio Méndez. 4902-7076 al 89 int. 318.






Volver al Home