ANTROPOSMODERNO
Torciones de Femenino Y Función Analítica
Denise Maurano

\"Este trabalho contém algumas idéias publicadas em meu livro La face cachée de l”amour, editado recentemente... \"

Imprimir el artículo  |  Volver al Home






Torciones de Femenino Y Función Analítica


Denise Maurano*

Resumo:
Este trabalho contém algumas idéias publicadas em meu livro La face cachée de l?amour, editado recentemente pela Presses Universitaires de Septentrion, França. Nele, abordo a função do amor no processo psicanalítico como apego a um sentido que encontra na interpretação analítica um corte, remetimento à operação de uma \"Outra Cena\" que é a do Inconsciente. Nessa ruptura localiza-se a dimensão trágica da psicanálise que indica a especificidade de sua ética, que diferentemente de trabalhar com perspectivas ideais e obturantes, dirige-se a confrontação com o limite do Real. Exploro a afinidade desta ética com a que vigora na estética barroca que é caracterizada como feminina, em relação à virilidade da obra clássica. E relaciono a ampla penetração da psicanálise no Brasil com a vocação barroca brasileira.

Palavras chaves: feminino, transferência, psicanálise, barroco

En el seminário La Transferencia, se lee que el amor tiene relación con los dioses, y si los dioses están en el Real, entonces el amor tiene relación con el Real. La transferencia debe servir para interrogar el objeto para saber cual es el agálma, la preciosidad oculta que guarda en su vientre, y que funciona para el sujeto como elemento de atracción para él deseo. En tanto, si el deseo es caracterizado por la relación a la falta, no es el objeto en sí mismo que es lo más importante, mas las huellas que deja su pérdida.

La transferencia es testigo de lo que, en la organización subjetiva del paciente, es comandado por este objeto llamado a pequeño. En consecuencia, la carga del \"héroe analista\" es \" tener que interiorizar este a, retenerlo en sí, bueno o malo objeto, pero como objeto interno, y que es desde allí que surgiría toda la creatividad por donde debe restaurar, del sujeto, el acceso hacía el mundo.\" El \"a de que se trata es, a saber, el objeto, absolutamente extranjero al sujeto que nos habla, en la medida que él es la causa de su falta.\" 1Este objeto extraño es lo que se encuentra en el centro de lo que es designado como subjetividad.

En el inicio del trabajo, el paciente supone al analista un saber acerca de lo que busca en sí mismo. Al analista es acreditado la posición del grande Otro, aquel que goza del saber y que es el garantizador del orden de las cosas. Pero como no hay sujeto en este grande Otro, al término de la experiencia analítica, el analista es reducido a ser el guardián del lugar del objeto a pequeño, un objeto destinado a ser rechazado. Para que eso pase es necesario que el analista se exponga a tal destitución. Esa dimensión de corte y de separación caracteriza el esencial de lo que es denominado acto analítico.

Aún acerca de la cuestión del objeto a en el seminario sobre El acto psicoanalítico, Lacan hace una observación fundamental al respecto de la relación existente entre este y el acto trágico. Resalta que \"todo eso que es del orden del sujeto está en el nivel de algo que tiene ese carácter dividido que hay entre el espectador y el coro\" 2. Y en la lección siguiente acrecienta , \"no confundimos la ficción trágica - ... - con lo que es verdaderamente una aceptación, la única válida, fundada, de la tragedia, a saber, la representación de la cosa.\" 3

Ahí veo un alerta de que es necesario no se quedar restringido al mito. El mito tiene siempre relación con el ámbito del sentido; es la tentativa de capturar lo que está en el Real incomprensible. La psicoanálisis no visa promover la inflación de la relación del hombre al sentido, mas sí conducirlo en un recorrido de travesía del sentido. Es necesario estirar hasta rasgar el sentido donde se ubica la \"ancha\" subjetividad. Eso quiere decir hacer la travesía del fantasma que intenta hacer la conjugación de sujeto y objeto. Es necesario ir allá del mito para tocar aquello de que se trata en la psicoanálisis. Ella no es absolutamente una hermenéutica. Es en esa medida que la dimensión del acto que compone la representación trágica, exibe el sujeto en tanto fruto de una división, división que se aloja en cierne del campo del sentido.

En la operación analítica el rol fundamental de la acción del corte es destacado. Hay en este lugar dos términos esenciales de esa operación: el lazo de la transferencia, en lo cual vigora el apelo al sentido, y el corte introducido por la interpretación analítica, que en último término, apunta el no-sentido. Por esa vía el tratamiento permite la localización de la función del Nombre-del-Padre en ese punto donde dicha función, responsable, como ya hemos visto, por la regulación del sujeto a su deseo, no tuvo posibilidad de se realizar. El Nombre-del-Padre es justamente este significante que en el Otro, en la alteridad, es el significante del Otro como lugar de la ley, del límite donde el sujeto encuentra su delimitación, su nominación. Finalmente, cabe resaltar que la cuestión del sujeto delante del Otro no se puede reducir a esse Otro en tanto lugar de la ley.

En la perspectiva más radical el Otro remete a lo que está allá de toda regulación posible. La libido es organizada tomando el phallus como símbolo. Todavía, en el momento lo que quiero resaltar es la dimensión del Otro que ultrapasa la referencia fálica. La inscripción fálica articula el goce a las leyes del significante, pero la noción del goce Otro propuesta por Lacan, apunta un goce fuera del lenguaje, fuera del sexo, fuera de la posibilidad de ser aprendido por las representaciones. Es esa señalización de un más allá del fálico que permite a Lacan subrayar no la dualidad de los sexos, mas sí la dualidad de los goces.

Delante de la limitación del goce sexual, goce fálico, dependiente del órgano, ese goce Otro se ubica como visado. Ese goce Otro, también designado como goce femenino, no posee relación con la castración y, en consecuencia, tampoco con la función del Nombre-del-Padre. Mi interés ahora es la indicación de una paradoja en la cura analítica. Pues si lo que es visado en el labor analítico es el accionamiento de la función del Nombre-del-Padre, la cura misma pretende, sin embargo, llevar el sujeto a poder de ella se pasar, o aún mejor, a poder sobrepasarla, es decir, tocar ese registro que está para allá del dominio del phallus. Eso implica un cierto direccionamiento hacia el Real, hacia la pérdida de la esperanza de suturar la falla en el saber. Es lo que Freud indica de la inexistencia de representación del sexo femenino en el inconsciente que ha permitido a Lacan calificálo como Otro en relación al phallus.

Así este Otro, A/mujer, \"sólo puede escribirse barrando esse A, ese artigo definido para designar el universal.\" 4No hay universalidad posible cuando se trata de mujer. Ella está ubicada en el lugar del enigma absoluto, lugar de un agujero radical. Tanto para los hombres, cuanto para las mujeres, en la dimensión empírica de esas, A/ mujer es el punto más extremo de todo análisis. Todo el análisis en la medida del posible, conduce hacia la A/mujer. Podría decir que ese es el punto límite del sentido que está en relación de contigüidad com la Nada, a la cual llega el héroe de las tragedias, para ir hasta el fin con su deseo.

Pienso que por esa vía se puede ver el caracter topológico de ese abordage del heterogéneo. Se puede pensar no por el antagonismo, mas en la perspectiva del paradojo. El pensamiento trágico es el tipo de pensamiento que acoge la ausencia del no en el inconsciente. Mi visión es que eso dimensiona la magnitude del paso de Lacan para fuera del cartesianismo, tanto en su forma de alargar la teoría y la clínica freudiana, como en el estilo de su transmisión.

Para concluir, dejo una observación. Si llevarmos más adelante las ideas acima expuestas, creo ser posible decir que la falta de énfasis de la racionalidad cartesiana en Brasil, y en contrapartida, un tipo de vocación de un pensamiento que acoge los contrarios, denominado como barroco, pueda quizá esclarescer un poco la manera por la cual la psicoanálisis se ha expandido en esse país con tan grande facilidad. Nosotros sabemos que la expresión más característica de Brasil es la Barroca. Las celebraciones de los quinientos años lo han asinalado. En el seminario \"Encore\" , Lacan ha dicho que la psicoanálisis es barroca. El trágico, el barroco, me parecen expresiones estéticas donde se opera una ética que tiene la misma estructura de la ética de la psicoanálisis. En su heterogeneidad con relación al Clásico, no por casualidad el barroco está identificado con el femenino, a una cierta fuerza de la naturaleza, identificado, por fin, a un goce Otro. Entonces aprovechemos de estos elementos de monstración oriundos de la estética para la difícil transmisión de nuestra ética.

Denise Maurano Mello
END. : AV. BARTOLOMEU MITRE, 410, cob., LEBLON, RJ, BR.
CEP: 22431.000
E-mail: dmaurano@openlink.com.br
* Psicanalista, Miembro del Corpo Freudiano do RJ, Doctor en Filosofia pela Universidade de Paris XII, Prof. de la Universidade Federal de Juiz de fora, autora de los libros Nau do Desejo, RJ, Relume dumará, 1995 y La face cachée de lámour, FR, Presses Universitaire de Septentrion, 2000. Email: dmaurano@openlink.com.br , Av.Bartolomeu Mitre, 410, cob. Leblon, RJ - 22431 - Brasil
LACAN, Jaques, Lángoisse, livre X, inédito, lección de 30/01/63.
------, L?acte psychanalytique, livre XV, lección de 21/02/68, inédito.
------, Op. Cit., 20/03/68.
------, sém., livre XX, L?encore,Paris, Seuil, 1975, pg.68.

Bibliografia
LACAN, Jacques, Sém, livre XX, L?Encore, Paris, Seuil, 1975.
_____, Sém., livre VII, L?Ethique de la Psychanalyse, Paris, Seuil, 1986.
_____, Sém, livre VIII, Le Transfert, Paris, Seuil, 1987.
_____, L?angoisse, livre X, inédito.
_____, L?acte psychanalytique, livre XV, inédito.
_____, La logique du fantasme, livre XIV, inédito.
_____, D?un discours qui ne sera pas du semblant, livre XVIII, inédito.




Volver al Home