Historia y Escuela
     
    J.Ignacio Cortijo
    Intervención en el Seminario Espace-Ecole de Madrid, 22 de mai de 1999

     

    Quiero plantear una serie de refiexiones que, engarzadas alrededor de la historia del movimiento psicoanalítico, tratan de responder a las preguntas que, de forma inevitable y necesaria, me aparecen tras la experiencia vivida. ¿Por qué la Escuela? ¿Para qué? En última instancia ¿qué Escuela y en qué condiciones?.



    Creo que es de gran interés la apertura de este Espacio-Escuela del Foro de Madrid y el lugar oportuno para presentar estas refiexiones que, aunque personales, están en relación con el trabajo realizado con los colegas del espacio del Foro de Madrid dedicado al tema de las rupturas en la historia del movimiento psicoanalítico, y también en el seminario del Colegio de Psicoanálisis sobre la historia de las corrientes psicoanalíticas.

    En primer lugar, dos hipótesis a investigar. También sus posibles consecuencias.

    La primera de las hipótesis la formularé de la siguiente manera: en la historia del psicoanálisis, sobre todo si nos referimos a sus instituciones, a los procesos por los que los analistas se han asociado, se pueden percibir dos tipos de momentos diferentes. Momentos que quiero denominar como de cierre y apertura. Apertura y cierre, con respecto ¿a qué?. Serían momentos en referencia a la posibilidad, o no, de que las instituciones analíticas de las que se trate pudiesen transmitir lo que significa el descubrimiento freudiano. Apertura a esa transmisión o cierre a la misma. Hemos sufrido una tendencia a establecer dicotomías, a pensar bajo esa forma que induce al reduccionismo… En este sentido se hace necesario observar que no todo lo que podríamos ??1considerar como momentos de apertura lo han sido plenamente, podemos hablar de momentos de falsa apertura; de la misma manera es preciso percibir que algunos de los momentos de cierre no lo eran de una forma absoluta, incluso han sido necesarios para la continuidad del psicoanálisis… La lógica que vamos a tratar de observar en la historia analítica es compleja.

    La segunda hipótesis propone pensar el surgimiento del concepto de Escuela, la propuesta que Lacan lanza en la fundación de su Escuela en 1964 y la propuesta del pase de 1967, como un movimiento lógico y coherente con la dinámica histórica del psicoanálisis. No es una mera contingencia relacionada con su exclusión de la IPA. Esta lógica interna hace necesaria la emergencia del concepto que subyace a la propuesta de Escuela y Pase. Es más, se produjo en el momento en que era posible esa producción. El acto de Lacan significa relanzar la posibilidad de desarrollo del psicoanálisis, de su continuidad… Esto sólo era posible una vez detectados los obstáculos que se oponían a la transmisión del discurso analítico… Esta necesidad lógica, desarrollada en el interior de la historia psicoanalítica, sigue vigente hoy en día, incluso con más intensidad. Vigente a pesar de la enorme dificultad de llevar a cabo la propuesta de Lacan; una dificultad demostrada por los fracasos sucesivos e incluso tan recientes; fracasos productivos en alguna ocasión, estériles en otras.

    ¿Qué método para trabajar estas hipótesis? Cuando nos enfrentamos a la historia de un saber es preciso decidir sobre la forma de abordaje. No es suficiente con el clásico enfoque cronológico. Es interesante pensar un modelo que nos permita pensar esa historia de una manera en la que el pasado pueda ser historizado desde el presente (Lacan), construir un saber que opere hoy, más allá de la pura erudición. Asistiendo a un seminario del profesor J. Lazaro, sobre investigación en historia de la psiquiatría, conocí la propuesta de un modelo historiográfico aplicable a la historia de la medicina, y más en concreto a la historia de la psiquiatría. Es un modelo interesante que nos puede servir de punto de partida.

    ESQUEMA 1:


    Este modelo, que nos ilustra el Esquema 1, se construye como un triángulo en el que cada vértice está ocupado por un término: saberes, instituciones y hechos materiales. Por ejemplo, en la historia de la medicina: se produce la emergencia de una enfermedad, sería el hecho material; los saberes que tratan de infiuir sobre esa enfermedad, comprenderla y manipularla; las instituciones que sostienen y transmiten esos saberes y determinan que hechos materiales son susceptibles de investigación. Es evidente que en el desarrollo histórico de este proceso hay una interrelación permanente de los tres vértices, una mutua infiuencia y transformación. Un ejemplo curioso referido a la psiquiatría: hay una corriente de historiadores actuales que intentan demostrar que la esquizofrenia tiene su origen a partir de la revolución industrial; les interesa demostrar ese origen al situarse institucionalmente dentro de una corriente que sostiene que la esquizofrenia tiene una etiología vírica… la revolución industrial explicaría la activación de un virus nuevo…

    ¿Nos sirve este modelo para pensar la historia del psicoanálisis? Nos sirve sólo como punto de partida. Nos falta un elemento clave en la historia de nuestra disciplina: el elemento subjetivo. Necesitamos incluir al sujeto, la vertiente de la enunciación, el factor esencial de la transferencia. Así pues, podemos proponer una variación al modelo anterior:

    ESQUEMA 2


    Instituciones, saberes, hechos y sujeto. Los cuatro elementos situados en cada uno de los vértices y unidos por vectores de doble dirección en todos los sentidos; verticales, horizontales y diagonales. Los cuatro elementos interconectados y en mutua influencia.

    El saber que se produce en el psicoanálisis no es sin un sujeto, no es sin enunciación. ¿Qué entender por hechos materiales? Son varios los niveles para pensar estos hechos. A un nivel clínico, por ejemplo, tendremos que pensar en los síntomas neuróticos que presentaban los primeros pacientes que acudieron a la consulta de Freud; la curación de estos síntomas habría sido la motivación de Freud al construir sus teorías iniciales. Dentro de otros niveles, podríamos considerar también como hechos materiales de importancia, para la historia que nos ocupa, la emergencia y expansión del nazismo… A otro nivel, pero mostrando como todos los elementos del modelo se alteran, podemos presentar el hecho de la penuria económica de los psicoanalistas en un momento dado, como ocurría en Londres en 1942. Es evidente que para el trabajo que nos ocupa necesitaremos prestar mucha atención al elemento institucional, cómo infiuye y es infiuido por los otros elementos.

    Este modelo que propongo nos es útil para estudiar diversos momentos de la historia, trayectorias de autores, políticas institucionales, problemas clínicos, o la dinámica de un concepto… pero para investigar las hipótesis planteadas creo de interés buscar una relación, una dialéctica de los cuatro elementos que ocupan los vértices con los cuatro discursos que propone Lacan. Es importante que para hacer esta superposición un poco complicada recordemos episodios específicos y significativos de la historia.

    He elegido cuatro grupos de fechas:

    1902-1908. El periodo que abarca la Sociedad de los Miércoles.

    1923-1927. Es en 1923 cuando se descubre la enfermedad de Freud; en 1925, en el Congreso de Bad Homburg, se instituyen los standars esenciales que se mantienen hasta hoy, siendo el fundamental la obligatoriedad del análisis para el futuro analista; en 1926 se produce un texto clave de Freud, "Análisis profano"; en 1927 se disuelve el Comité secreto quedando la dirección en torno a un Comité didáctico internacional.

    1938-1945. En la primera fecha se produce el exilio de Freud y su familia a Londres; un año después muere el fundador del psicoanálisis, es un momento clave que hay que pensar, un vacío que intenta ser cubierto de diferentes formas; los primeros años cuarenta nos muestran la controversia entre M.Klein y A.Freud.

    1964-1967. Fundación de la Escuela de Lacan y la posterior Proposición del Pase.

    Volvamos a la primera hipótesis: es evidente que la institución analítica, desde ese origen que podemos situar en la Sociedad de los Miércoles, vive y se desarrolla bajo lo que podemos calificar como una paradoja. Por un lado, intenta transmitir el descubrimiento del inconsciente, el descubrimiento freudiano, lo cual implica asumir consecuencias como la división del sujeto, el descentramiento… del que Freud es muy consciente cuando afirma: "el yo no es amo en su propia morada". En la institución analítica pesa esta frase. Lo que en el sujeto es verdad él no lo sabe. Se habla de un saber que es inconsciente, y al que solo por sus efectos es posible intuir… En 1911, Freud escribe a Bindwanger: "no hay cosa para la cual el hombre, por su organización, sea menos apto que para el psicoanálisis". Es una frase un poco enigmática pero en la que podemos percibir que Freud ya detectaba un problema, y eso le lleva a intentar medidas que obstaculizaran la tendencia que ya en la Sociedad de los Miércoles hacia acto de presencia. En alguna medida ya allí, en su dinámica interna, se hacia obstáculo a la emergencia de ese descubrimiento donde el yo no es amo. Toda asociación, toda institución, por estructura, tiende a restaurar la unidad, a establecer la homogeneidad. Por tanto, ¿cómo una institución, con semejante tendencia, puede transmitir un descubrimiento donde la unidad se divide, se descentra? ¿cómo transmitir un descubrimiento que significa la división del sujeto? Esta es la paradoja que trabaja sistemáticamente la historia del psicoanálisis y sus instituciones. Lacan en el 67: "habiendo sido el esfuerzo de los psicoanalistas, durante décadas, tranquilizar acerca de este descubrimiento, el más revolucionario que haya existido para el pensamiento, las cosas llegaron al punto en que sufrieron la recaída que les provocó este esfuerzo mismo, por estar motivado en el inconsciente: al haber querido tranquilizarse ellos mismos acerca de él, lograron olvidar el descubrimiento. (…)…el inconsciente nunca desorienta mejor que al ser cogido in fraganti. Su estructura no dependía de ninguna representación, siendo más bien su costumbre tan solo tenerla en cuenta para con ella enmascararse". Este párrafo es explícito e impresionante, no necesita de comentarios…

    En la Proposición del Pase presenta muy claramente la cuestión en juego: "Pero hay un real en juego en la formación misma del psicoanalista. Sostenemos que las sociedades existentes se fundan en ese real. (…)…no es menos patente que este real provoca su propio desconocimiento, incluso que produzca su negación sistemática.

    Está claro pues que Freud asumió el riesgo de cierta detención. Quizá más: que vio en ellas el único refugio para evitar la extinción de la experiencia".

    Esta última frase nos lleva a considerar ciertos momentos discursivos, en la historia analítica, que, sin haber significado un desarrollo en la transmisión, han permitido sobrevivir a la experiencia. Serían momentos, no de apertura, tampoco de cierre, sí en cambio momentos para permitir la sobrevivencia, para sostener la oportunidad o la opción del discurso analítico.

    La lógica de supervivencia del psicoanálisis opera desde el origen. Freud, en 1919, refiriéndose al Comité secreto dice: "el secreto del Comité es que me ha liberado de mi preocupación más profunda con respecto al futuro, de modo que ahora puedo seguir serenamente mi camino hasta el fin". En esta frase vemos un atisbo de la posición de Freud en la que él se sentía mucho más proclive a ocupar la función de maestro, de investigador, que la de un detentador de poder…

    Pero volvamos al modelo historiográfico propuesto para el psicoanálisis y a la dialéctica que quiero establecer entre ambos.Situandonos de nuevo en el Esquema 2 podemos aprovechar la similitud formal y hacerle corresponder a cada elemento de los vértices uno de los elementos que ocupan los lugares del matema de los discursos. El objetivo es superponer y relacionar un nivel de orden histórico con otro nivel de orden discursivo.

    En el vértice superior izquierdo está situado el elemento de las instituciones: cualquier institución que se establezca como tal está regida por un S1.


    INSTITUCIONES---> S1
    En el vértice superior derecho está situado el elemento de los saberes:
     
    SABERES---> S2
    En el vértice inferior izquierdo está el sujeto:
     
    SUJETO---> S(tachado)
    En el vértice inferior derecho se encuentran los hechos materiales:
     


    HECHOS MAT.---> a

    Siguiendo el esquema cuadrangular podemos establecer que el matema del discurso que se nos presenta es el del discurso del amo,

      S1 S2 Instituciones Saberes
    ___________ ______ superpuesto sobre ___________ ___________

    $ a Sujeto H.Materiales


    Discurso del amo del que sabemos que también es el discurso del inconsciente. Por ejemplo, si entramos a esta estructura desde los hechos materiales podemos ver que cualquier hecho clínico y sintomático habrá sido transformado por el saber, por el sujeto y por el significante amo de la institución: el síntoma histérico de hoy no tiene la misma envoltura formal que el de los primeros análisis de Freud. Además hay un resto de esta operación, un resto que constituye un real y sobre lo que se funda la institución analítica. Es este real lo que mueve a la transmisión del psicoanálisis.

    Volvamos a la afirmación de Lacan en la que sostiene que Freud asumió el riesgo de cierta detención, un refugio posible para evitar la extinción de la experiencia. Ahora podemos establecer una relación entre este riesgo asumido y lo que representa una institución constituida que como tal busca la pervivencia, el refugio… Podemos pensar en los momentos históricos en que la institución analítica está regida por una mayor presencia del discurso del amo, estos momentos asegurarían la continuidad, pero ¿en qué sentido?: en el sentido de dar la oportunidad, la apuesta de que los otros discursos tengan opciones; fundamentalmente el que es el reverso del discurso del amo, es decir, el discurso analítico. Un momento así sostendría una necesidad lógica que estaría más cerca de permitir crear condiciones para el discurso analítico que de un momento de cierre.

    Hay dos momentos que ejemplifican muy bien lo dicho anteriormente: el Comité secreto y la constitución de la Sociedad de los Miércoles.

    El Comité secreto, también conocido por el de los siete anillos, se constituye en un momento muy difícil, tras la ruptura de Jung, y tiene por objetivo preservar y asegurar la supervivencia del psicoanálisis. Nos muestra claramente ese momento, presidido por el discurso del amo, que hemos descrito antes. Su disolución, en 1927, cuando ya Freud no formaba parte de él habiendo sido sustituido por su hija Anna, nos muestra un cambio de discurso, que veremos ahora después, al ser sustituido por un organismo, el Comité didáctico internacional, que responde ya a otra lógica.

    La Sociedad de los Miércoles es constituida por Freud en 1902. Es un momento muy especial para Freud: ha salido, en gran medida, de la relación transferencial que le ha unido durante años a W.Fliess. ¿Podemos pensar que es esta separación transferencial la que le posibilita hacer el lazo social necesario para fundar alrededor una institución y salir así de su "magnifico aislamiento"? Esta Sociedad mantiene unas características muy interesantes, entre otras las de la frescura y el apasionamiento investigador…. Durará hasta 1908, año en que Freud la disuelve. Una característica muy importante es que todos sus miembros, por el hecho de aceptar serlo, están obligados a intervenir en cada reunión, a poner en juego su palabra. En consecuencia se producen diversos efectos; se hablaba de teoría, se trabajaba sobre casos clínicos e incluso se comentaban circunstancias personales de los asistentes…La división subjetiva estaba a la orden del día. Pero este momento nos ilustra también un posible cambio de discurso: del discurso del amo inicial, fundacional, podemos pensar en una emergencia del discurso histérico. Una serie de sujetos divididos, constituidos en institución, dirigiéndose a un maestro en el que esperaban provocar una elaboración de saber, quedando en el lugar de la verdad un goce desconocido.

    Volviendo a nuestro esquema vemos en la INSTITUCION-> S(tach), en el lugar de los SABERES-> S1, en el lugar de los HECHOS-> S2, es decir, un saber sobre la clínica que se transforma en un hecho histórico, y en el lugar del SUJETO-> a, un goce ignorado.

    Esta prevalencia del discurso histérico ¿se puede considerar como una apertura?, en el mejor de los casos creará las condiciones para que así sea, en el peor se podrá transformar en discurso universitario y entonces habrá sido una falsa apertura.

    Creo que siguiendo la lógica que estamos pensando es el discurso universitario, instalado de forma preeminente en las instituciones analíticas, el que produce un verdadero cierre en la posibilidad de transmisión del descubrimiento freudiano. Muchos momentos de la IPA lo ilustran, el último periodo del Campo Freudiano también. En el discurso universitario la institución analítica se sutura, se cierra a la transmisión.

    Veamos el mecanismo:
    INSTITUCIONES ---------------> S2 SABERES ---------------> a

    SUJETO ---------------> S1 HECHOS MAT ---------------> S(tach)


    En este discurso, en la superposición que estamos forzando, la institución tiene como elemento dominante un saber cristalizado, bajo el que la subjetividad está atravesada por el imperativo que impone el significante Amo; dirigiéndose a otro al que objetualiza, haciendo de los saberes objetos (Lacan diría: "no tratemos a las palabras como a piedras"); produciendo en el lugar de los hechos un sujeto dividido, alienado ya que no tiene acceso al S1 que lo determina; dicho con otras palabras un sujeto tal en una institución semejante se "profesionaliza"…

    El discurso universitario se puede nombrar también como burocracia. Lacan nos comenta sobre este discurso la característica de constituir un mito al que denomina como "yocracia". Esta yocracia intenta sostener que hay un S1, autor oculto, garante de una identidad consigo mismo y de la emergencia de un saber petrificado.

    Volvamos un momento a 1.908: Freud disuelve, mediante una carta, la Sociedad de los Miércoles, y lo hace ya que en su último período detecta problemas y obstáculos de origen transferencial que no puede controlar y que suponen un fuerte deterioro del trabajo. A continuación funda la Sociedad Psicoanalítica de Viene, proponiendo que deberá volver a disolverse cada tres años. Lógica de disolución. Esta propuesta no se cumplió… En su carta de disolución habla de ciertas cosas que en las asociaciones humanas llegan a cristalizar… Freud intentaba producir una dinámica de ruptura de esas cristalizaciones transferenciales…

    Pero donde vemos con más claridad el proceso de implantación del discurso universitario es en el período 1923-1927. Allí frente a la enfermedad de Freud y su supuestamente rápida desaparición se producen muchas reacciones. ¿Es ajeno a este hecho la standarización que se produce en el Congreso de Bad Homburg?. A esta instalación del estándar se añade, en los movimientos paradojales, la necesidad del análisis para el futuro analista. Freud en 1926, con su texto, "Análisis profano", pone límite a este proceso de burocratización.

    Años después, en 1939, se produce la muerte real, ya no imaginarizada, de Freud, en Londres. Con su muerte desaparece el garante último de la legitimidad, el autor del descubrimiento psicoanalítico. Ante el vacío que él deja la Sociedad Psicoanalítica, refugiada y concentrada en Londres, es puesta a prueba en su capacidad de preservar y transmitir el psicoanálisis. Estalla la famosa controversia entre Kleinianos y Annafredianos que enfrentan dos formas y dos discursos ante el inconsciente.

    En una carta de James Strachey a Glover hay una definición del momento que es bueno conocer: "mi opinión es que la señora K (Klein) ha hecho algunas aportaciones sumamente importantes al psicoanálisis, pero que es absurdo decir que incluyen toda la temática, o que su validez es axiomática. Por otra parte, pienso que es igualmente ridículo que la señorita F (Freud) afirme que el psicoanálisis es un coto vedado que pertenece a la familia F y que las ideas de la señora K son fatalmente subversivas. Tales actitudes de ambas partes son, por supuesto, enteramente religiosas y antitéticas con la ciencia".

    Es el diagnóstico de Strachey que en ese momento se situaba entre ambas posiciones. Hay dos posiciones enfrentadas, la de Anna Freud que sostiene su función instalada en el efecto del discurso universitario, ella se presenta como la garante de la ortodoxia y como la que simbólicamente genera una legitimidad basada en el nombre de su familia. Como sabemos el problema de la legitimidad familiar insiste a lo largo de la historia psicoanalítica constituyendo una de las mayores dificultades para poder transmitir lo que el descubrimiento freudiano significa.

    La otra posición es la detentada por Melanie Klein quien, considerándose a sí misma como la auténtica continuadora de Freud, sostiene que las posiciones y las teorías que Anna Freud defiende van a significar el final del psicoanálisis, la renuncia al inconsciente. Podemos pensar que el discurso en el que se instala Klein se encuentra más del lado del discurso histérico aunque no podemos olvidar que posteriormente, al asumir el predominio institucional, virará hacia posiciones de cierre.

    Quiero ir terminando estableciendo una conexión directa entre el texto de 1926 "Análisis profano" y la Proposición del Pase de 1967. Hay una insistente resonancia entre ambos textos, hablan de lo mismo. Lacan nos dice en ese texto: "esta sombra espesa que recubre ese empalme del que aquí me ocupo, es en el que el psicoanalizante pasa a psicoanalista, es aquello que nuestra Escuela puede dedicarse a disipar". Sombra espesa, un real que se desconoce a sí mismo, incluso que se puede negar. La apuesta de Lacan con su propuesta del Pase viene a incidir en la necesidad de aportar luz a ese punto ciego en la historia del psicoanálisis; la necesidad lógica de esa Escuela del Pase se muestra en un momento en el que para los psicoanalistas ya no es posible seguir negando aquello que ha hecho obstáculo en todas sus instituciones. Esta propuesta tiene su antecedente en el texto freudiano de 1926, en el que frente al efecto de la standarización, la obligación del análisis didáctico en el que se confunden selección y análisis, frente a eso Freud quiere rescatar con toda su intensidad la pregunta por lo que es un psicoanalista, pregunta que no debe quedar subsumida bajo un significante organizado que dé respuestas homogéneas a todo; Freud pretende que eso sólo puede ser realizado a través de lo que es la experiencia propia del inconsciente por medio de un análisis. La formalización que 50 años más tarde realiza Lacan proponiendo el dispositivo del pase apunta al mismo problema.

    Estamos pues frente a la Escuela de Lacan, como acto de fundación, como apuesta, como concepto. En este recorrido por los discursos y su relación con los niveles históricos nos queda aún plantearnos la relación institucional y el discurso analítico. Una institución que se promueve desde aquello que causa el deseo, que se dirige a sujetos divididos a la espera de provocar un deseo de saber, que produce un SI que viniendo a ocupar el lugar de los hechos puede detener el efecto de significación masiva, que el saber está en el lugar de la verdad y que eso opera sobre la subjetividad, como tal institución tiene un punto de imposible.

    INSTITUCIONES ---------------> a SABERES ---------------> S(tach)

    SUJETO ---------------> S2 HECHOS MAT. ---------------> S1

    No podemos pensar que la institución que llamamos Escuela es aquella que se sostiene permanentemente en el discurso analítico. No podemos olvidar que ese discurso tiene su lugar en el dispositivo analítico, en el análisis. Corresponde a la Escuela tratar de extraer de esa experiencia analítica un saber transmisible, y extraer de esa transmisión la consecuencia de una garantía y una legitimidad por fuera de familiarismos oscurantistas.

    Desde esta perspectiva me parece muy importante la atención sobre cómo se produce, en el contexto institucional, el cambio de discurso.

    La posibilidad de un movimiento discursivo, de cambios de discurso, de que haya más opciones, en una institución psicoanalítica creo que está determinada por la dinámica que en cada momento impera alrededor de la transferencia. Los usos, los abusos, los buenos usos, la éstica del posicionamiento ante la transferencia es fundamental para la institución. Creo que una de las funciones de esa institución Escuela consiste en extraer un saber de la experiencia de esos cambios de discurso.

    Llego a la parte final de mi exposición y se imponen algunas ideas referidas al momento que vivimos de forma muy concreta:

    En lógica con el trabajo expresado me resulta muy interesante el debate en el que se dialectizan los significantes Asociación y Escuela. Se habla sobre una separación de ambas formas institucionales, creo que no es el término más adecuado. Me parece más interesante pensar que hay un lugar-Escuela y un lugar-Asociación, y que estos lugares son diferentes. Diferentes pero articulados, no creo que podamos pensar uno sin el otro. El lugar-Escuela es un lugar para realizar un trabajo que está en relación con lo expresado antes, extraer un saber sobre la sombra oscura, sobre el paso de analizante a analista, pero también sobre la elaboración de saber que concierne a un sujeto de manera particular y única, y creo que esto último concierne a la propuesta de Lacan sobre el cartel que debe ser pensada y retomada. El lugar-Asociación se sustenta sobre esos saberes, sustenta a la Escuela y establece la dialéctica del discurso analítico con los otros discursos sociales.

    Creo que una de las cuestiones que debe dilucidar esta articulación de los dos lugares es la tendencia a confundir la nominación en el pase y un efecto de nombramiento, de titulación, evidente confusión de grado y jerarquía.

    Finalmente y con el fin de atacar los efectos de élite en ese lugar-Escuela debe tener una predominancia un auténtico Colegio del Pase, y siguiendo con la lógica anterior ¿sería impensable la existencia de algo similar a un Colegio del Cartel?

    http://users.skynet.be/polis/foros.html