ANTROPOSMODERNO
Federalismio y Antiglobalización, Para un Chile del Tercer Milenio
Guillermo Cortés Lutz

Históricamente Chile ha sido un país centralizado, vemos como hito fundacional de la centralización y del unitaritarismo a ultranza, la constitución conservadora de 1833 que ordena el ideario...

Imprimir el artículo  |  Volver al Home






Federalismio y Antiglobalización, Para un Chile del Tercer Milenio

Guillermo Cortés Lutz
gcortes@educatio.uda.cl


Introducción.

Cuando hablamos de introducción generalmente nos referimos al prologo de lo que debe ser una obra mayor, en este caso nuestro objeto de estudio es el centralismo y su consiguiente proceso de descentralización. Históricamente Chile ha sido un país centralizado, vemos como hito fundacional de la centralización y del unitaritarismo a ultranza, la constitución conservadora de 1833 que ordena el ideario político de portales , desde ese momento en adelante Chile ha mantenido esa constante, denominador común que no lo ha variado la constitución de 1925 ni la de 1980, ni sus posteriores modificaciones. Hoy vemos un Chile centralizado, sin potencia sinérgica, y enmarcado por un sistema electoral binominal que excluye a las minoría y no respeta las mayorías, y por un sistema de partidos políticos vetusto que ha dado pie a un caciquismo de nuevo cuño en Chile, lo que debilita la democracia en su esencia, la participación.
Este ensayo es un primer intento critico desde el mundo académico por analizar nuestras graves falencias políticas y de administración regional, con el fin de perfeccionar la democracia del tercer milenio, intentando dar una mirada a los micro y macro procesos que nos determinan en una u otra dirección, manteniendo como propuesta un país con regiones mas autónomas y en vías del federalismo, como elemento sustentador de una democracia mas profunda, popular y científica.


Chile en el macro proceso de la Globalización

Desde hace algún tiempo chile se ha visto envuelto en lo que parece ser una ya larga discusión sobre nuestro sistema democrático, el marco de esta discusión se ha dado en patrones a lo menos rígido, primero aceptar el sistema económico globalizante neoliberal vigente y segundo en un asfixiante centralismo en la toma de las decisiones políticas.
La globalización hunde sus raíces históricas en la caída del muro de Berlín y el desmembramiento de la Unión Soviética, y teóricamente en los postulados de Francis Fukuyama, donde se proclama al neo capitalismo panacea universal, pasando el mercado, el capital y la movilidad financiera a actuar de manera omnimoda, arrasando gobiernos, naciones, regiones, culturas, modos de vida y de paso a las noveles democracias latinoamericanas que se han convertido en la practica en cuasi marionetas de los dictados y recetas del Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y del Banco Interamericano del Desarrollo.
No cabe ninguna duda que la globalización es la mundialización de un sistema económico donde los grandes financistas buscan para sí la conquista de las riquezas, actuando para ello de manera monopólica. Esto ha llevado a que la globalizacion no pueda, ni quiera en mi opinión, dar respuesta a las aspiraciones de mejora en la calidad de vida de las personas. De esta forma el mundo ha sido partido en dos: 1. una gran masa de personas en graves niveles de pobreza y sobre todo de plus pobreza, con todas sus miserias adheridas, y 2. un segundo mundo, más pequeño, de riqueza y modernidad. A esto debemos sumar el monopolio del pensamiento, ya que quienes opongan una opinión critica o una reflexión no pertinente en la línea de la globalización, son condenados y criminalizados, bástenos ver, a modo de ejemplo a Fernando Villegas, pontificando y tachando de arcaicos, vetusto, caduco y/o dinosaurios a quienes no rindan pleitesía plena al modelo. Lo cierto es que las pruebas son contundentes, América latina, Asia occidental, África, son indicadores preclaros que el modelo no resulto y lo que es peor, es sumamente perjudicial cuando de política se trata, ya que debilita y corrompe a las democracias, además que no permite su profundización.


El Por que de las Autonomías Regionales

Por otra, parte en este Chile del tercer milenio, como no ser federalistas, digo aspirara a terminar con el brutal centralismo que nos ahoga y no nos permite desarrollarnos, no solo como región sino que como país. No es posible que los representantes de las regiones sean impuestos por el centro político, no es posible que los funcionarios de regiones se impongan también desde Santiago. No se trata de que no recibir el aporte de otras regiones, incluso de países cercanos, o lejanos, bienvenido sea, el tema es que no pueden ser impuestos con la brutalidad interesada, similar a la utilizada por el imperio romano.
Debemos avanzar a un Chile con traspaso de competencias a las regiones, elección directa de sus autoridades, mayor presupuesto descentralizado, respeto por las identidades regionales, y por las que deben construirse, también nos parece central abogar por el respeto a los distintos pueblos que son parte de Chile y que hoy no tiene una expresión clara y verdadera en política y representación. .
El centralismo, al que algunos personeros rinde sumisa reverencia, desde una óptica de la ciencia de la administración; mutila e impide un país entendido y actuando como sistema. Un estado actuando como sistema nos da la ventaja de que todas las partes constitutivas de él, serán consideradas y evaluadas en una dimensión pertinente y actuaran en procesos cooperativos y solidarios, las regiones autónomas o bien federales, daría a Chile un efecto sinérgico, donde Chile y sus regiones seria más que la simple suma de sus partes, que duda cabe seria un Chile más potente, ya no para el crecimiento sino que para un efectivo desarrollo.
La discusión sobre chile y su progreso en democracia esta abierta.

Cambio constitucionales y representación real

Desde nuestra Casa de Estudios , hemos venido proponiendo un cambio copernicano en el actual sistema administrativo de la geopolítica chilena, estamos cierto que para ello debe haber una modificación importante de la constitución política del estado, por lo que el papel de nuestro legisladores será central, pero en este caso somos claro, legisladores identificados con las regiones y con sentido de pertenencia a ella, no parlamentarios impuestos por el sistema de partidos políticos , que hoy por hoy, han dejado de ser todo lo representativo que se quisiera y de alguna manera los partidos, han sufrido un proceso de estancamiento , burocratización, tecnocracia y desensibilización, una suerte de desvinculación con sus bases, por que así es mas simple el manejo del poder por parte de los barones y de sus vasallos apostados en regiones.
El postmodernismo político chileno en regiones es una rareza ya que por su funcionamiento de castas parece que hay una vuelta al medioevo en la región, de ello son responsables los lideres políticos nacionales y regionales, que con su actitud poco republicana socavan peligrosamente los cimientos de la democracia y la alejan de una democracia mas participativa y popular. Hecho, claro esta que no solo es representativo de la derecha o la concertación, sino que también de la izquierda extra parlamentaria, tan medieval, y poco republicana como el resto de la casta política. De allí que la academia alza una primera aproximación de análisis critico al funcionamiento político de Chile y de su democracia. Todo ello nos hace proponer el avance constante, sostenido, informado , participativo en su mas vasta expresión en la discusión sobre un país mas descentralizado, para avanzar a un país de autonomías o federal ¿ cual camino será el mejor para profundizar la democracia durante el tercer milenio? Pensamos que la discusión nos dará la mejor solución. La academia y la Universidad de Atacama esta disponible para este trabajo social, por que lo claro es que no podemos seguir hasta como ahora.


Conclusión

Nos parece que en cuanto exista una mayor autonomía regional, estaremos en presencia de la herramienta mas poderosa para el desarrollo integral, no solo de la región sino que del país mismo. Ahora bien la autonomía no tiene que ver solamente con un tema económico, sino que también con un cambio constitucional, en especial en lo referente a los enclaves antidemocráticos como el sistema binomoinal, o el Consejo de seguridad nacional y en tribunal constitucional, organismos extraños en una democracia moderna, con un cambio en el sistema partidario chileno, que como ya esbozamos es un sistema de caciques, o de señores feudales, que impiden la participación política ciudadana, este cambio va por el recambio de las personas , el posesionamiento de nuevos liderazgos, visión de país y espíritu republicano de quienes hasta hoy han manejado el sistema y de su parte una decisión inequívoca de dar paso a nuevas generaciones. De un cambio en la Educación; donde sea la escuela y el liceo el lugar privilegiado o primer gran laboratorio de experimentación democrática y de valores intrisicamente humanos. La tarea no será menor tenemos ad portas una globalización, que no es la mundialización de la ciencia, el arte, la cultura, el cuidado del medio ambiente, o la globalización de la tolerancia y la solidaridad, , sino que es la homogeneización de un modelo neoliberal, individualista, hedonista y este ultimo tiempo hemos asistido a una de sus ultimas expresiones ; guerrero y expansionista. Por lo cual los márgenes de movimiento son a lo menos escasos, de allí la necesidad urgente de gestar en Chile un modelo mas abierto y participativo. Para comenzar, nos parece que la descentralización la mayor autonomía o el federalismo serian un excelente inicio de un cambio a nuevos tiempos.

Prof. Dr. Guillermo Cortés Lutz
Universidad de La Serena
Universidad de Atacamai



Volver al Home