ANTROPOSMODERNO
Del ?Lebensborn? a la clonación : Un efecto irreversible sobre la estructura.
Irma C.W. Peusner maromag@fibertel.com.ar

Todo dispositivo que imponga una política de supresión de la subjetividad nos convoca en nuestra ética. Fue en el siglo del descubrimiento freudiano ...

Imprimir el artículo  |  Volver al Home




Del ?Lebensborn? a la clonación : Un efecto irreversible sobre la estructura.

www.baycrest.org

Irma C.W. Peusner*
maromag@fibertel.com.ar

Foro : 17 de julio. Se presentan cuatro trabajos incluidos en el tema : ? Shoah : Estructura y memoria ? Congreso de Convergencia : Avances lacanianos del inconsciente freudiano. Sección III : El inconsciente como ética.

Todo dispositivo que imponga una política de supresión de la subjetividad nos convoca en nuestra ética. Fue en el siglo del descubrimiento freudiano del inconsciente que aconteció la Shoah, la más radical de las políticas de arrasamiento subjetivo, ese experimento que no cesa de interrogar los fundamentos y los, hasta entonces insospechados, límites de la estructura del \"parlêtre\". El objetivo de este trabajo es interrogar algunos aspectos del fenómeno del nazismo y sus efectos sobre la clínica y la ciencia de hoy.

Dos psicoanalistas argentinos, Juan Carlos Cosaka y Perla Sneh, formulan una interesante hipótesis: \"La gramática del nazismo consiste en el exterminio del discurso, en una radical cancelación del inconsciente (1). Los gestores de ?la solución final?, eufemismo que significaba unívocamente \"exterminio de los judíos\", ejercieron el poder a través de la manipulación del lenguaje. Fueron muy minuciosos en su uso para perpetrar, de forma encubierta, el crimen. La \"Sprachregelung\" fue su técnica. Significa, de manera unívoca, \"la utilización del idioma a los fines del régimen\"(2). \"El signo basta para que ese alguien se apropie del lenguaje como de un simple instrumento.\"(3) Un instrumento al servicio del régimen. Un lenguaje holofrásico imposible de ser interrogado; impuesto desde una posición de poder incuestionable. Un lenguaje en el cual, por orden del Führer, no rige la lógica del significante. Se trata de un conjunto de signos equivalentes que no engendran metáfora ni deslizan metonimia. Que aplastan la polisemia del lenguaje. No hay sujeto de la enunciación. Solamente enunciados imperativos que se cumplen sin interrogación posible. Ningún intervalo por el que pueda reptar el deseo aunque numerosos testimonios dan cuenta de su indestructible insistencia. Una serie de técnicas lingüísticas de distanciamiento del sujeto en relación a su acto formaban parte de la ?Sprachregelung?. Utilizaban eufemismos y términos importados de la bacteriología médica para designar a las víctimas. En el punto donde los sujetos seleccionados para el exterminio eran ?agentes infecciosos? que contaminaban la pureza de la raza, debían ser \"exterminados?. El criterio de selección era biológico y se basaba en fundamentos supuestamente ?científicos?. ¿De que ciencia se trata? El racismo se plantea como una respuesta que se sostiene \"a priori\" como una verdad \"de la sangre\" incuestionable. No hay pregunta. Las teorías raciales desconocen al sujeto del significante reemplazándolo por una supuesta genealogía sanguínea que la ciencia, como discurso científico, tampoco sostiene. El discurso científico, nos dice Lacan, tiene casi \"la misma estructura que el discurso histérico ; al menos toma sus impulsos de él\" (4,5). Este discurso se emite, se ordena a partir del sujeto dividido por el lenguaje. Tiene la estructura de una pregunta y, por lo tanto, no se sabe ?a priori? la respuesta. El saber científico es producto del discurso y, en el lugar de la verdad, siempre queda un resto que relanza nuevas preguntas.

Por el contrario, \"apenas una cosita que gira y en vuestro discurso del amo se muestra todo lo que hay de transformable en el discurso capitalista\"(6). Aquí, un significante no representa a un sujeto para otro significante sino que se presenta como un significante que no hace cadena (al modo del signo) y que está ubicado en el lugar de la verdad. Del apareamiento de este discurso capitalista con la ciencia nacerán las así llamadas técnociencias, cuyo ideal supone que es posible agotar lo real sin resto. En este sentido, a los tres imposibles freudianos (gobernar, educar y psicoanalizar) podría agregarse también el de investigar. Un resultado directo del dispositivo tecnocientífico sería el actual sistema de clasificación numérica de las enfermedades mentales, el DSM IV, cuyo fundamento podría pensarse como tecnológico y no científico.

Recordemos ahora que, para el nazismo, el fundamento \"científico\" de la diferencia entre razas es una certeza que no admite interrogación alguna, inaugurando este particular modo de utilización de la ciencia acoplada al discurso capitalista. Sobre este dispositivo fue posible montar la maquinaria del exterminio. Había que purificar la raza y, para ello, por una parte, hacía falta exterminar a las razas inferiores, judíos y gitanos y, por la otra, su reverso, promover la procreación de la raza superior aria. Es así que se va a diseñar ese extraño experimento que fue el ?Lebensborn? que significaba \"fuente de vida\". El objetivo de este experimento era el control social de la cría humana para mejorar el plasma germinal de la raza. Para ello se seleccionaron mujeres y hombres ?racialmente puros? para reproducirse en secreto y luego entregar al niño a los SS que se ocuparían de su educación (2). Al modo que lo indica Lacan en la Tercera, esta \"fuente de vida\" se trata de la continuación mortífera de lo real de la vida desanudado en este intento de suprimir lo más propio del efecto de la sexualidad: la producción de diferencias (ver 7). Un intento de clonación fallida, ya que aún no se había diseñado la técnica para eludir la reproducción sexual. Recordemos que en su acepción más amplia, la sexualidad biológica es mezcla, intercambio de genes y producción de diferencias inesperadas respecto de los progenitores (7). Este real retornaba una y otra vez en estos niños que nacían diferentes a lo previsto en función del ?pedigree? de sus padres. Los \"diferentes\" de acuerdo al resultado esperado eran ?descartados? y a veces enviados a campos de exterminio a morir como judíos o gitanos.(2) En el año 2000, después de analizar el borrador de la secuencia entera del genoma humano, los científicos llegaron a la conclusión que tan sólo existe una raza: la raza humana. Desde el punto de vista de los genes, la definición de raza no tiene significado biológico: \"el de raza tampoco es un concepto científico\". Hasta aquí las últimas noticias sobre los fundamentos \"científicos\" de las teorías raciales.

Algunos médicos nazis que habían experimentado con seres humanos fueron juzgados en Nuremberg. A partir de allí se puso un límite legal a la experimentación humana a través de un Código que reglamenta esta práctica. En estos tiempos de clonación, recordemos a uno de ellos, que escapó al juicio y que tenía particular afición por experimentar con gemelos (Clones humanos que se producen espontáneamente).

Recientemente fue autorizada la experimentación con células de embriones humanos que podrán ser clonadas para el transplante de órganos. Se van a utilizar aquellos embriones ?descartados? en técnicas de fertilización asistida (8). Por el momento sólo se trata de clonar células. No deja de ser inquietante, sin embargo, que algo allí se desanude y que los \"embriones\" congelados tengan otros destinos. (El Parlamento Europeo se encuentra en estos momentos discutiendo la posibilidad de prohibir en todas sus etapas la clonación a partir de células de embriones humanos). Para ser fiel a la noticia, me veo obligada por el dispositivo a decir ?embriones?. Lo que está allí sofocado es que se trata de una pareja de padres que deseó un hijo y, por este motivo, solicitó una técnica de fertilización asistida.

El arrasamiento subjetivo llevado a cabo por el nazismo no cesa de interrogarnos. Es nuestra posición ética intentar leer sus efectos en la clínica de hoy y escuchar al sujeto del deseo, especialmente allí donde intenta ser sofocado.
.


Referencias

1) Sneh, Perla ; Cosaka, Juan Carlos : \"La Shoah en el siglo\" del lenguaje del exterminio al exterminio del discurso. Xavier Bóveda ediciones . (Buenos Aires 1999).
2) Epstein, E.J. and Rosen, P. :\"Dictionary of the holocaust\".Greenwood Press (London 1997).
3) Lacan, Jacques : (1969-1970). \"Le Séminaire de Jacques Lacan.Livre XVII: L?envers de la psychoanalyse \". Editions du Seuil (Paris 1975).
4) Lacan, Jacques : (1970) \"Radiofonía\" Editorial Anagrama.( Barcelona 1977).
5) Lacan, Jacques : (1974) \"Televisión\" Editorial Anagrama (Barcelona 1977).
6) Lacan, Jacques :(1971) \" D? un discours qui ne soit pas du semblant\" Seminaire 18.Versión Inédit.
7) Peusner, Irma C.W.: \"La paradoja de la inmortalidad\".Trabajo presentado en la Reunión Fundacional para una Convergencia Lacaniana de Psicoanálisis.(Barcelona 1998). Se puede consultar en en la Biblioteca ?on line ? de la EFBA en la siguiente dirección : http://efba.org/efbaonline/peusner-00.htm
8) Nature.406, 815 News. 24 august 2000.Macmillan Publishers England.

Este trabajo individual está relacionado con el cartel de investigación :
\" Shoah: Estructura y memoria\".

Irma C.W. de Peusner: Psicoanalista (Escuela Freudiana de Buenos Aires).
Ph.D. en Ciencias Biológicas (Universidad de Buenos Aires).
e-mail : maromag@fibertel.com.ar
tel : 54 11 4 805 2453 . Buenos Aires . Argentina.



Volver al Home