Política en Latinoamérica

Guillermo Cortés Lutz
gea_atacama@yahoo.es Publicado el: 14/04/06

Publicidad que nos ayuda a mantener el sitio.
Te invitamos a hacer click en el anuncio.
    


Muy bien lo planteo, Marc Bloch, cuando dijo: que la incomprensión del presente , nace fatalmente de la ignorancia del pasado. Como ignoramos el pasado histórico y por ende político, ignoramos que siempre hemos estado alejado de las decisiones y que la clase política latinoamericana es un casta oligárquica

      Facebook   


Política en Latinoamérica
¿JUEGOS DE PODEROSOS?


Prof. Guillermo Cortés Lutz
Doctor en Historia
Grupo de Estudios de Atacama GEA
Académico e Investigador Universitario
gea_atacama@yahoo.es


INTRODUCCION:

Esta presentación para el desarrollo de los artículos, no se si puede ser denominado introducción, ya que metodológicamente, lo que haré será más bien una relación de Política en Latinoamérica ¿Juego de Poderosos?
Pienso que estamos más en la línea de una descripción de cómo surge este ensayo. No obstante sin ser ninguna hipótesis, postulo que la política Latinoamérica en la actualidad e históricamente ha estado en manos de un pequeño grupo, los poderosos, no importando su signo político. Ayer se hablo de caciques, hoy día se habla de barones, también serian validas otras denominaciones como patrones, lideres, jefes de tendencias, o la irrupción de empresario políticos, empresarios a secas, millonarios, etc., que están en política y participan en ella con la mirada del dueño, son todos ellos quienes manejan las riendas del poder, ocupando la frase de la historiadora Sofía Correa.
Ahora bien, este ensayo surge bajo el alero de la historia, ya que ella con su secuencialidad a veces ingenua, pero siempre con su mirada critica nos permite conocer hechos, atar cabos, despejar ciertas incógnitas, lograr conclusiones, y comprender que nuestras frustraciones y rabia a nivel de comunidad y de la sociedad por la exclusión a la que nos vemos enfrentados, es de larga data. Muy bien lo planteo, Marc Bloch, cuando dijo: que la incomprensión del presente , nace fatalmente de la ignorancia del pasado. Como ignoramos el pasado histórico y por ende político, ignoramos que siempre hemos estado alejado de las decisiones y que la clase política latinoamericana es un casta oligárquica que ha manejado la política por un tiempo que ya considero excesivo. Por ello Juego de Poderosos, son una serie de pensamientos con relación al control actual de la política latinoamericana, que es lo que vemos a diario, caudillos, desorden, nacionalismos, conflictos étnicos, nepotismo, globalización e idolatría del modelo neoliberal, dominación, sometimiento económico, militar e ideológica por parte de Estados Unidos, etc. Es por eso que nos parece que uno de los males más extendidos en política , y motivo de nuestra primera reflexión, es el clientelismo en política, hecho que ha socavado la critica y con ello la verdadera participación, este mismo hecho nos deprime y ya no vemos nuestra novel democracia como tal, sino que como oclocracia, nos preguntamos si la sociedad es sinónimo de modernización , en especial en política, articulo que trabajamos junto al profesor Francisco Berrios Drolett, esbozamos a lo menos dos soluciones. Nos adentramos en un intento de ver y concebir la política y el poder, como ciudadanos en una doble dimensión, 1. como ciudadanos, 2. pero a la vez como mandantes de nuestras autoridades , nos atrevemos a esbozar utópicamente soluciones: federalismo o a lo menos autonomías regionales, para una América Latina descentralizada y sinérgica, y rebuscando en el pasado clásico griego proponemos un moderno Ostracismo, como freno al poder de los poderosos, esto que podría parecer una ironía , no lo es, que los poderosos dejen sus cargos por un tiempo, no les hará mal, y por ultimo la herramienta de la educación para adentrarnos, adiestrarnos prepararnos para la política y el poder.
Para nosotros la política es la participación ciudadana en libertad y junto a ella una serie de otros elementos cognitivos y valóricos que le dan vida , conforman y dinamizan a la sociedad. Postulamos que es de tal importancia saber y educarnos en la política, que ya no es posible que la política, entendida como el ser humanos critico, preocupado y participativo, este fuera de los sistemas educativos, debe ser un derecho la enseñanza para ser ciudadanos y socializarnos desde pequeños en política.
Ya que en ella o esta la esencia de lo humanos y del desarrollo, en especial en nuestro continente latinoamericano, es como dijera Hannah Arendt: Nadie puede ser llamado libre o feliz sin participar en el poder público . ¿ No será hora de que también participemos el resto de los latinoamericanos? y no solo las poderosas oligarquías, que por lo demás tan bien lo han hecho.


0
NUESTRA CONCEPTO DE POLTICA

El concepto política, contiene es en sí y abarca una gran variedad de aspectos de la vida, pero el rasgos primero y distintivos es que cuando hablamos de la vida, nos referimos a la humana. Segundo pilar fundamental es que al hacer referencia a ella la hacemos al Poder y su accionar a lo largo de la historia. Tercero, nos parece central que al introducirnos en la política abordamos sus principios y valores. Hablar de política es hablar de participación, administración, propuestas, critica, y como no de partidos políticas, aunque no son la única representación organizada para la política son, históricamente una de las más pertinentes, ya que en teoría deben representar a las personas, quienes agrupadas en un partido, tienen con respecto a otro partido o grupo social, intereses, valores, ideas, aspiraciones, sueños, que en ocasiones serán antagónicos y contradictorios entre sí, por ello será la política , con una de sus ciencias politológia la encargada de ponerlos de acuerdo para vivir armónicamente, representados equitativamente y con ello lograr el desarrollo. La política son procesos, pero también en una ciencia. Es definitiva la Política en muchos más que un simple concepto y es uno de los rasgos que nos da fisonomía humana.
El origen de la política, esta sin duda en el ser humano y en sus primeras y más primitivas organizaciones.
Según José Rubio Cariacedo, será Platón en su obra Protágoras , quien en el mito de Prometeo nos entrega un sentido antropológico ( sentido de pertenencia) de lo que significa la política. La política seria repartida de acuerdo a la decisión del dios Zeus, no como la división del trabajo o las demás artes sino que a todos y cada uno. Se concluye en que Todos los hombres participan y, por lo mismo pueden opinar libremente sobre lo justo y lo injusto. Por que sin Virtud Política no se es Hombre. Sin duda el origen griego de la política, nos entrega varias acepciones que nos resultan efectivas para comprender esta ciencia de los seres humanos. A lo menos las palabras: Polis, Politeia, Política y Politikè, dan cuanta de lo multivariables y de los distintos aspectos de nuestro objeto de estudio.
Al presente podríamos decir que la política es la forma organizada y sistemática de participar, preocuparse, criticar y proponer, ideas, acciones, planes, programas en torno al manejo del poder al interior de un estado, de la sociedad y de la comunidad. Todo ello enmarcado en un conjunto de elementos valóricos como son la democracia, la tolerancia, el respeto, la libertad, el servicio al otro y esencialmente la justicia. Sin duda también la política es como se ha de manejar y controlar el poder que los propios seres humanos generamos para nuestro progreso.
Ahora bien, esta es nuestra concepción , y hablamos solo en teoría, ya que el poder que da la política, esta en manos de solo unos pocos poderosos, y les podría casi, asegurar que no tiene que ver con el signo político, sino con que nuestra política latinoamericana, producto de nuestra historia, ha introducido modificaciones que han desvirtuado el sentido de la participación y del poder, generando un sistema perverso donde solo algunos pueden y tiene el derecho a participar, hay que ostentar un apellido, blandir las armas o ser millonario, es por ello que hablamos de una clase oligárquica , que además lucha denodadamente por seguir aferrada al poder como si en ello se les fuera la vida.
A esto hay que sumarle la terrible sombra de dominación estadounidense sobre todo el resto de América latina,; sometimiento que es financiero, militar, ideológico, científico, cultural etc. A nuestro juicio este hecho viene a agravar aun más la exclusión y la participación de las grandes mayorías alejadas por el poder, ya sea este internacional, nacional e incluso a niveles regionales, provinciales e incluso en la propia ciudad. Lamentablemente nos parece que la Política sigue siendo un Juego de Poderosos en América Latina.







1
CLIENTELISMO Y PODER
El Malestar de la Sociedad Postmoderna

Creo que no seria difícil caracterizar a nuestra democracia, no solo la chilena sino que las democracias latinoamericanas como verdaderas Oclocracia, es decir la democracia de los desvergonzados, aprovechadores, torpes, miopes, amiguistas, en definitiva de los mediocres, pero sin duda también es la de los excesivamente poderosos y soberbios. De allí que el poder, que es un elemento central del sistema político y de la democracia, en América Latina se distribuye con una inequidad brutal, que ha generado una división tan radical en nuestras sociedades, que podrían pasar décadas incluso una centurias, para que las personas y el pueblo puedan comprender e internalizar que el poder también les pertenece. Este hecho, el concebir el poder como parte de ellos nos parece difícil ya que no somos educados en y para la política, y por lo tanto las oligarquías latinoamericanas se auto reproducen sin ningún obstáculo, y con el beneficio de seguir manejando el poder a su antojo y por supuesto en su beneficio. Esto genera malestar y frustración social, comunitario y a nivel individual hacia la política, cuando el objeto de nuestra critica debería ser el manejo de ella, a la oligarquizacion de los políticos, derecha, centro o izquierda , es casi lo mismo, estar critica no es una posición nihilista, es mas bien una apreciación mediamanente reflexiva, es así como nos encontramos con una derecha reaccionaria social y política, como ultraliberal en lo económico, a un centro político con una visón estrecha de la realidad, equilibrándose entre el mercado y lo social, y una izquierda que esta a lo menos confundida y superada por la mundialización , en ella misma podemos encontrar sectores izquierdistas liberales y defensores del modelo neo liberal, izquierdistas sin un cabal conocimiento de la realidad socioeconómica y cultural de América latina, pensando como europeos o como estadounidenses en un contexto que no es el anteriormente mencionado, una izquierda con posiciones progresistas pero administrando el neo liberalismo, sin la rebeldía, ni la audacia para hacer a lo menos una critica a la inequidad sociopolítica y económica, y una izquierda conservadora y descontextualiza de la personas. Todo lo anterior nos genera un distanciamiento de la política y la participación , lo que genera una sensación de no pertencia y de ser un ciudadano no vinculado al estado.
Pero, además y que duda cabe que uno de los vicios mas arraigado en nuestra actual democracia, y que lejos se ha convertido en una de sus mayores debilidades, en uno de sus talones de Aquiles es: El Clientelismo Político.
Como definir esta verdadera lacra de la política, esta enfermedad pútrida que nos afecta, primero que todo explicitar que desde los inicios de la historia y con ella de los modelos políticos, ha existido la explotación y la sumisión, lo que podría ser visto como un seudo clientelismos , pero esta desviación del poder se ha dado mas al servicio del estado, al amparo de la burocracia, pero su real origen esta en el modelo neo capitalista que ha creado la contradicción ciudadano - cliente, se opto, nos parece por esta última, dando paso al clientelismo político presente, que Latinoamérica lo sufre como una verdadera enfermedad terminal, ya que evita la circulación y renovación de los cuadros dirigentes y de la participación en general, y con ello el progreso .
En esta apartado intentaremos conceptualizarlo, tal vez decir que el clientelismo es la capacidad de tener adeptos, votantes, seguidores fieles, mediante la entrega a estos de ciertas prebendas y beneficios, usando un concepto aclaratorio decir que el clientelismo es comprar la conciencia y el voto de alguien aprovechándose, primero de su necesidad, segundo de un aspecto vital, que es el vivir una vida digna, tercero, y por que no decirlo de su mediocridad y de sus temores, cuarto de la falta de consecuencia de las personas, quinto, de su nula capacidad de critica y propuesta, aunque esta pueda ser alternativa, , en definitiva el clientelismo es la anulación ontológica de la persona, el clientelismo entonces se instala en nuestro sistema político, como también en el social, económico y cultural como la versión actualizada y siniestra de la violación de los derechos humanos.

¿ Como llegamos a este estado de cosas? Por la fuerza, poder y desmesurada ambición que ejercen algunos y algunas, no importando el signo político, ni los lugares de trabajo, están instalado desde la política mas pedestre hasta los mas refinados centros académicos .
Si diéramos una mirada con retrospectiva histórica, el clientelismo me atrevo a decir se origina en la Edad Media, más que en épocas anteriores donde lisa y llanamente habían esclavos, pero extrapolarlo a la historia presente, me parecería excesivo. El colmo del clientelismo durante la edad media fue el Feudalismo, donde los siervos de la gleba, los villanos y el derecho del señor feudal ( actual político, empresario, decano o funcionario poderoso) a su Prima Nocte, o derecho de pernada, que tal vez todavía este vigente en nuestro moderno clientelismo.
Mi impresión es que ante esta practica que socava y terminará por hacer estallar las bases de una democracia popular, somos todos culpables, pero quien más, quien menos, tiene responsabilidad. Los principales responsables son quienes generan clientes, esos engendros antidemocráticos del signo que sean no tiene perdón, ya que ellos son quienes mas se aprovechan de las debilidades humanas, segundo y tal vez con menos responsabilidad, pero nunca inocentes, quienes se dejan comparar, aun entendiendo sus necesidades, su mediocridad, o su servilismo, no se puede vender la primogenitura por un plato de lentejas .
El clientelismo político, social o el económico , mal de la dictadura y postdictadura, mal de la democracia, del postmodernismo y del neocapitalismo. Nos parece que es hora de denunciarlo, es hora de combatirlo y exterminarlo, es hora mediante la educación, la generación de conciencia de clase buscar la transformación por la en la participación, tal vez la primera sea en política, , para así sanar a nuestra sociedad latinoamericana que producto de este cáncer siente un profundo malestar que se instala en nuestro diario vivir y nos lleva finalmente a caer en la apatía y en la peor enfermedad social, el acatamiento obediente de la injustas leyes imperantes del neocapitalismo.











2
NUESTRA OCLORACIA , LA DEMOCRACIA AMATEUR


Para conocer el origen de la política y la democracia debemos remontarnos a la Grecia Clásica cuando después de ensayos y experimentaciones políticas, se llego al gobierno de los demos atenienses, es decir del pueblo. En su origen los helenos concibieron la política como la virtud humana, históricamente hablando es cuando el ser humano se separa de los animales y deja su condición de bruto ( Cf. Rubio Carracedo,José) y de esta forma se pasa al estado político. De manera más precisa la política es quien participa en su comunidad o quien se preocupa por ella, propone y participa en su polis, modernamente como lo hemos expuesto anteriormente seria quien realiza estas acciones en el marco de su estado ? república.
Desde ese momento en adelante la democracia ha sufrido un lento desarrollo y una profunda evolución, se ha ampliado a mujeres, jóvenes, ha permitido mas educación, mejor salud, acceso a la vivienda digna, respeto a la diversidad, el derecho a la recreación, etc. Pero la democracia también ha sufrido poderosos retrocesos, el caso de nuestra América latina es dramático, dictaduras, caudillismo, gobierno oligárquicos, militarismo, pobreza, exclusión social, hasta que por último nos precipitamos al abismo de la doctrina de seguridad nacional de la escuela de Panamá, que permitió que entre los años de 1970 y hasta fines de los 80, el poder estuviera en manos de los militares. - Finalmente recuperamos la democracia, en alguno países producto de sus propios errores militares como en argentina, de su ineptitud económica como en Perú , de las sistemática violación de los derechos de las personas como en Uruguay, atrapados en su propia maraña constitucional como en Chile, y así llego nuevamente la democracia a Latinoamérica, con un sistema de partidos políticos que han abarcado desde el centro hasta la izquierda. Hoy pareciera nos vemos enfrentado a lo que los griegos llamaron Oclocracia o el envilecimiento de la democracia, Dietrich Schwanitz, ha definido la oclocracia como gobiernos democráticos ineptos, nepotistas, y con una fuerte tendencia a mantener el poder a como de lugar, ubicando arbitrariamente a los amigos y allegados, aunque tengamos que esperar meses que lleguen de regiones lejanas, eso es estar pensando mas en un trabajo personal que en un servicio publico y a la patria, se ha dejado de lado esa regla básica de que al gobierno se viene a servir y no a servirse, es decir estamos con ?demócratas? que nos les importa el sentido republicano y de bien común que supone participar del gobierno.
Para evitar la oclocracia o la democracia a medias, los griegos inventaron el ostracismo, que significaba alejar del poder a quienes lo detentaban por mucho tiempo, para que nadie pudiera estar tanto tiempo en el ( trabajo, pega) que se eternizara en el y con ello evitaran lo esencial de la democracia: la alternancia, el aprendizaje, el sentido de servicio y no de servirse. En definitiva la oclocracia significa que nos alejamos de la democracia para las personas. Sí seguimos así nuestro destino segura ser tercer mundista y será la oclocracia, como le ocurrió al PRI en México o los justicialistas en Argentina.
Basta de democracia amateur y de pseudo demócratas, revitalicemos el sentido de servicio y de ser parte en la construcción de una nueva política, de una democracia verdadera que cambie el rostro oscuro y decepcionado de este continente para el tercer milenio.
















3
SOCIEDAD ¿ MODERNIDAD?


Guillermo Cortés Y Francisco Berrios Drolett
Profesores de Historia y Geografía

El sistema democrático latinoamericano hoy en día se encuentra en un punto crítico, esto unido quizás a un tema que provoca rechazo en gran parte de la población, la política, que se declara en su mayoría "Apolítico", dentro de éstos, inclusive, destacadas autoridades, como alcaldes o Rectores de Universidades, y lo más preocupante la misma sociedad y el individuo se consideran a si mismos apolíticos, el problema se agudiza cuando se analiza el segmento joven , que además es mayoritario en nuestro continente y que se declaran como apolíticos, cuando las tareas de un joven parecen ser lo más similar a la política. Salvador Allende, dijo alguna vez, que ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica.
Por lo tanto queda la gran duda ¿qué es la política? La gran respuesta, la clásica cita de Aristóteles nos dice lo siguiente: "La política esta referida a tratados de tema político, todo lo relacionado con la Polis" Y por ende todos los hombres libres deben participar en los temas de la Polis porque cada hombre libre es un Zôion Politikon, es decir un ANIMAL POLÍTICO".
Estos conceptos desarrollados por Aristóteles sobre la política nos dejan absoluta claridad con respecto a nuestra relación con la política, pero, se entiende que no es el único filósofo que ha reflexionado sobre el tema. De esta manera, tenemos a grandes pensadores como John Locke; quien lo señala como algo "natural de los hombres que permite la libertad e igualdad en forma armónica". En esa misma línea naturalista se encuentra J.J. Rousseau, quien señala que los hombres deben sumar sus fuerzas, asociarse a través de un ?contrato social?, para conservarse. En esta asociación, necesariamente el hombre pierde su libertad natural, pero gana la libertad civil. Arendt señala que la pluralidad es la condición de la acción humana, ya que todos somos humanos, y ninguno igual a otro. La acción es la actividad política por excelencia.
Con esto podemos decir que la acción y participación política de la ciudadanía es fundamental para lograr una convivencia y con ello un progreso para la sociedad toda, sin embargo, esta visión ilustrada, optimista, al parecer hoy día ha perdido su validez y significación, transformándose en propuestas ideales, que carecen de un realismo en el cual nos enfrentamos. Es así como parte de la sociedad se resta de la participación política, más aún entre los miembros jóvenes de la sociedad, quienes creen que su voz no será escuchada, a la vez que ven la soberbia y el exceso de poder que acumulan ciertos sectores de la sociedad latinoamericana, ello nos lleva a que se automarginan de la participación política. Junto a la falta de credibilidad, y por que no decirlo rabia social, existe una pesada carga histórica que llevó a la sociedad latinoamericana a sucesivos quiebres institucionales producto de la política implantada por Estados Unidos denominada Doctrina de Seguridad Nacional, y aplicada mediante la Escuela de las Ameritas, que fue un verdadero semilleros de dictadores, todos ellos feroces corruptos, ladrones, y sistemáticos intolerantes , como violadores de los derechos Humanos. Transcurridos los años, las nuevas generaciones, formadas bajo esta nueva visión del mundo, se convirtieron en una sociedad no participativa, sin ideas propias, con mucho temor y con una carencia en la convivencia social, más allá de la protesta o rechazo al régimen dictatorial. Esto construyó a un hombre y a una mujer que han perdido interés en su polis y han concentrado sus preocupaciones fundamentales en un individualismo que busca satisfacer sus propias metas, aislándose de su sociedad, sólo observando ésta como un mero mercado que le permite satisfacer sus intereses. Lo que es la clásica contradicción postmoderna: ciudadano v/s cliente
Esta situación actual no se puede ligar sólo a nuestra singular historia sociopolítica de los últimos 30 años, sino también a una serie de quiebres en el gran proyecto ilustrado que delineó a la modernidad a partir del siglo XVIII. En ella se pensaba que ? el proyecto de la modernidad formulado por los filósofos del iluminismo del siglo XVIII se basaba en el desarrollo de una ciencia objetiva, una moral universal, una ley y un arte autónomos, reguladas por lógicas propias (...) filósofos (...) como Condorcet, por ejemplo, todavía tenía la extravagante esperanza de que las artes y las ciencias iban a promover no sólo el control de la fuerzas naturales, sino también la comprensión del mundo y del individuo, el progreso moral y la felicidad de los hombres?, como nos lo recuerda J. Habermas. Este proyecto de modernidad e ilustración se ha ido agotando a través del tiempo, ante el incumplimiento de sus objetivos e intenciones, esto a pesar de distintos teóricos, filósofos o políticos, han tratado de desarrollar modelos para lograr así esas nobles intenciones ilustradas. Pero estos modelos, con el tiempo también se han ido agotando y con ello han dejado vacías las propuestas modernas, pero no sólo eso, han construido una modernidad que generó tristes o lamentables enfrentamientos entre los seres humanos y ha tenido en el siglo XX en la más triste expresión de estos enfrentamientos, esto a pesar de sus optimistas inicios del siglo, que auguraban una centuria de progreso y de paz.
La crisis del discurso moderno que se ha manifestado a partir de las últimas dos décadas del siglo XX ha llevado a que este proyecto pareciera detenerse y esto ha permitido el surgimiento de propuestas que van desde revolucionarios movimientos estudiantiles, artísticos o inclusive sensualistas como el que propuso en su momento J.F. Lyotard, en su economía libidinal, hasta propuestas conservadoras que han derivado en movimientos autoritarios o integrismos religiosos, reorganizaciones de sistemas económicos capitalistas manchesterianos, etc. Todos ellos reunidos muchas veces en confusas y poco congruentes discursos postmodernos que nos hablan del fin de los mega relatos modernos, pero que no proponen soluciones concretas para superar esta crisis y sólo terminan en la valorización extrema del individuo aislado de su entorno social. Estas conclusiones, muchas veces, conscientemente o no han determinado una posición neoconservadora que ha permitido imponer un reorganizado modelo capitalista, que no le interesa la política y todo lo relacionado con la participación de la sociedad, quedando esto en manos del mercado.
Con todo esto el interés en lo político ha evidentemente decaído quedando solo en manos de oscuros articuladores de maquinas de poder o de grupos de elite que trabajan en torno a ella misma sin lograr que las grandes decisiones se tomen por la ciudadanía o que ella participe en la discusión. Solo la ciudadanía se delimita a sancionar el sistema a través de elecciones, pero, sin profundizar su participación. Es por ello que la mayoría de población vea la política como algo oscuro y siniestro y a la vez algo totalmente lejano de su vida común.
Debido a todo esto es hoy debemos replantearnos la Política no solo como concepto sino como acción y encontrar nuevamente vasos comunicantes entre ella y nosotros los ciudadanos que nos encontramos cada vez más aislados en nuestra propia sociedad.


4
OSTRACISMO PARA MEJORAR NUESTRA TRISTE DEMOCRACIA Y NUESTRA DECADENTE SOCIEDAD


Cuando nos acecha la decepción y comienza a merodear por la sociedad la desolación y la desesperanza, el rostro de nuestro pueblo es gris, el de nuestros jóvenes aburridos y hastiados, el rostro de nuestras mujeres es de desesperación y exclusión, me parece concluir que la alegría y los múltiples colores del arco iris no les han llegado a todos, sino que solo a algunos pocos, todo ha sido mejor para ellos, modernidad, participación, riqueza, pero, lo mas paradójico es que los privilegiados son principalmente los mismos de siempre los grandes conglomerados políticos, los empresarios y algunas instituciones enquistadas como cáncer social. Es en estos momentos cuando uno cae en la reflexiva especulación, cuando sueño que seria muy interesante aprender de la política y la correcta administración de los griegos clásicos y poner en vigencia la tan vieja y democrática institución del Ostracismo, cuantos de los que se han aprovechado mas de los suficiente llorarían, pero, sin duda en el ostracismo esta uno de los pilares de la democracia clásica, de esa de la llamada edad antigua, pero también podría serlo de la moderna, de la democracia del tercer milenio, de una más popular, así se terminaría con abusos, nepotismos y mediocridad en todas las instituciones, insisto sin excluirnos, el ostracismo eso si sería bueno para todos.
¿ Pero que es el Ostracismo? Los antiguos griegos, atenienses para ser mas específicos, no permitían que nada detentara tanto poder que con el pudiera hacerse elegir una y otra vez en cargos de representación popular, como funcionarios públicos o personeros a cargo de determinadas enclaves institucionales. Una definición simple del Ostracismo, nos dice que este proviene de Ostrakismo; y era el procedimiento institucional que permitía desterrar por 10 años de la polis ( política o estado) a quienes se consideraran peligrosos para el bien común por su influencia, su afán de proteger a sus allegados y principalmente por su ambición. Lo cierto es que estos ciudadanos podían a la vuelta de su destierro retomar sus labores con la misma dignidad y derechos que antes tenias, sin duda aquellos que han usufructuado por tanto tiempo y que han envejecido por 20 o quizás más años en sus cargos a la vuelta de 10 años ya no podrían seguir a la cabeza de ciertas instituciones , a lo que hay que agregar que le había permitido a la ciudad y/o sociedad generar una renovación de los liderazgo y de la participación ciudadana. Seria imaginar Latinoamérica, Chile; a modo de ejemplo ; con un Senado sin los mismos rostros , los que llevan mas de 30 años ejerciendo como senadores, o funcionarios como ministros actuales que ya eran viejos cuando eran ministros del entonces presidente Salvador Allende, es decir hace 33 años atrás, importantes jefes de instituciones educativas superiores que parecieran que junto a sus allegados son vitalicios, más modernamente encontramos alcaldes, Parlamentarios que llevan dos a tres periodos, solo 12 a 15 años, y que nada hace prever que se retiraran, por que este sistema excluyente los favorece
¡ Ostracismo ¡, no es una tomadura de pelo, allí podría estar una solución racional y razonable para asegurar la participación en la democracia y la sociedad, si hoy estuvieras vigente no viviríamos esta democracia de la abulia, de la repetición constante y cansadora de rostros e ideas caducas, democracia que teniendo solo seres humanos por tanto tiempo en el poder los endiosa, los envilece y pueden incluso terminar por pensar e intentar hacernos creer que son indispensables, que sin su sabia y gran experiencia habría caos. Todo ello no es cierto, nuestros viejos lideres, los buenos y concientes, son importantes , pero nunca indispensables, pero también están los otros, lo que solo han lucrado con su pueblo y con el estado latinoamericano, a ellos principalmente le debemos aplicar el alejamiento legal, tómense dignamente su ostracismo, sean demócratas, no se eternicen, váyanse, hagan de la democracia una constante escuela del aprendizaje, no un oficio de ustedes.
Finalmente decirles a todos aquellos que quieren, y vaya que lo han logrado, hacer de la democracia un reducto personal, que ya no estamos disponibles.? Quosque tandem, abutere patientia nostra? Hasta Cuando abusan de nuestra paciencia.
Reinstalemos el ostracismo, no es una sarcasmo, es una propuesta tal vez insólita, pero es que resulta que el problema también lo es, fuera las pequeñas ambiciones personales, pensemos en el bien común, mejoremos y profundicemos la democracia. Ostracismo para frenar a los poderosos.






















5
POLITICA SU DOBLE DIMENSION

La política es una de las actividades consustánciales al ser humanos, ya que es ella las que nos permite organizarnos como sociedad y progresar dentro del devenir histórico.
Si siguiéramos los paradigmas clásicos tendríamos varías acepciones para la política, la podemos concebir como la comunidad, como el sistema institucional, como la participación en los asuntos públicos y por supuesto las relaciones y el manejo del poder. No obstante una de las preguntas mas fundamentales es el origen de la legitimidad de este poder? La respuesta desde mi óptica esta en los ciudadanos que legitimamos ese poder, que administra y conduce correctamente el estado, la región , la ciudad, o el barrio. Pero, en la actualidad nos enfrenta a una realidad distinta, un ciudadano, que se siente o se la hecho sentir que es más un consumidor , y por lo mismo es carente de conciencia política, sin iniciativa de participación, que mira la política con recelo y que según las encuestas, ve en ella una actividad a lo menos dudosa, lo que es un verdadero festín para la oligarquía política, ya que saben que seguirán dominando sin que nadie ose intentar entrar en política, y de esta forma se anula la participación, y con ello el poder sigue en manos de unos pocos, ya sea este a gran escala o en miserables migajas, como ocurre con caudillejos locales, verdaderos bandidos y ladrones del poder que el pueblo les concedió, así el poder sigue siendo manejado solo por la clase política, este hecho como ha dicho el sub comandante Marcos, debe ser criticado y denunciado, ya que desperfila la correcta senda de la participación y del poder.
Pero por que este desapego de la política , que hechos o actitudes, nos provocan que sintamos que uno de nuestros rasgos característicos como seres humanos, sea una actividad poco gratificante. Pienso que la respuesta esta primero que nada que no somos educados para la política, esta educación debe darse desde nuestra más temprana socialización, desde el hogar , los jardines infantiles, pasando por una educación sistemática en política en los distintos niveles de la educación formal . Pero, también y como no por el ejemplo que den nuestros políticos, desde la primera magistratura hasta el último de los funcionarios del estado. Un de los hechos más desalentadores en la política es la exclusión , el no respeto a la condición étnica, sexual, de genero, generacional, etc. A Modo de ejemplo el caso chileno es la ley binominal que aun domina la escena eleccionaria, permitiendo que solo dos bloques se repartan el poder político, estos hechos alejan a los ciudadanos de la política y la participación.
Por ello la conciencia política debe ser una adquisición constante a través de la cultura, tanto en las comunidades, como en el ciudadano. Otro hecho esencial es que la política tiene una doble dimensión, significa poder y autoridad, pero también vocación de servicio publico y humildad ante las personas.
Sin preocupación, sin capacidad de propuesta, sin critica a la autoridad, que son, a no olvidarlo, nuestros servidores, no habrá más participación y sin participación, parafraseando a Jorge Barudy, la política es una gota de agua que se seca , y lo peor se contamina, participemos para hacer de la política y la democracia un modo constante de vida, el cual debemos cuidar, pero por sobre todo profundizar. De nosotros depende, de nuestra educaron y organización, un continente latinoamericano con mayores niveles de justicia social y económica, de equidad y de la realización de nuestros sueños e inquietudes, por todo ello a participar, el futuro no pude esperar más.










6
FEDERALISMO Y ANTIGLOBALIZACION
Para un Continente del Tercer Milenio


Introducción.

Cuando hablamos de introducción generalmente nos referimos al prologo de lo que debe ser una obra mayor, en este caso nuestro objeto de estudio es el centralismo y su consiguiente proceso de deconstrucción, es decir la descentralización. Históricamente Latinoamérica, salvo algunas excepciones ha sido un continente centralizado, vemos como hito fundacional de la centralización y del unitaritarismo a ultranza y con ello los nacionalismos, las constituciones continentales han sido más bien conservadora, es por eso que hoy vemos un continente sin potencia sinérgica, y enmarcado por sistemas electorales que benefician solo a los poderosos, es decir la oligarquía continental a lo que debemos sumarle un sistema de partidos políticos vetusto que ha dado pie a un caciquismo, de nuevo cuño, barones se les llama modernamente , lo que debilita la democracia en su esencia, la participación.
Este ensayo es un intento critico desde el mundo académico por analizar nuestras graves falencias políticas y de administración regional, con el fin de perfeccionar la democracia del tercer milenio, intentando dar una mirada a los micro y macro procesos que nos determinan en una u otra dirección, manteniendo como propuesta un país con regiones mas autónomas y en vías del federalismo, como elemento sustentador de una democracia mas profunda, popular y científica.


Acerca Latina en el macro proceso de la Globalización

Desde hace algún tiempo Latinoamérica se ha visto envuelto en lo que parece ser una ya larga discusión sobre nuestro sistema democrático, el marco de esta discusión se ha dado en patrones a lo menos rígido, primero aceptar el sistema económico globalizante neoliberal vigente y segundo en un asfixiante centralismo en la toma de las decisiones políticas.
La globalización hunde sus raíces históricas en la caída del muro de Berlín y el desmembramiento de la Unión Soviética, y teóricamente en los postulados de Francis Fukuyama, donde se proclama al neo capitalismo panacea universal, pasando el mercado, el capital y la movilidad financiera a actuar de manera omnímoda, arrasando gobiernos, naciones, regiones, culturas, modos de vida y de paso a las noveles democracias latinoamericanas que se han convertido en la practica en cuasi marionetas de los dictados y recetas del Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, del Banco Interamericano del Desarrollo, de la Organización Mundial de Comercio.
No cabe ninguna duda que la globalización es la mundialización de un sistema económico donde los grandes financistas buscan para sí la conquista de las riquezas, actuando para ello de manera monopólica. Esto ha llevado a que la globalización no pueda, ni quiera en mi opinión, dar respuesta a las aspiraciones de mejora en la calidad de vida de las personas. De esta forma el mundo ha sido partido en dos: 1. una gran masa de personas en graves niveles de pobreza y sobre todo de plus pobreza, con todas sus miserias adheridas, y 2. un segundo mundo, más pequeño, de riqueza y modernidad. A esto debemos sumar el monopolio del pensamiento, ya que quienes opongan una opinión critica o una reflexión no pertinente en la línea de la globalización, son condenados y criminalizados, bástenos ver, como se pontifica y se tacha de arcaicos, vetusto, caduco y/o dinosaurios a quienes no rindan pleitesía plena al modelo. Lo cierto es que las pruebas son contundentes, América latina, Asia occidental, África, son indicadores preclaros que el modelo no resulto y lo que es peor, es sumamente perjudicial cuando de política se trata, ya que debilita y corrompe a las democracias, además que no permite su profundización.


El Por que de las Autonomías Regionales
Por otra, parte en esta nación latinoamericana ( como la denomino hace algún tiempo Jorge Abelardo Ramos) del tercer milenio, como no ser federalistas, digo aspirara a terminar con el brutal centralismo que nos ahoga y no nos permite desarrollarnos, no solo como región sino que como países. No es posible que los representantes de las regiones sean impuestos por el centro político, algunos federalismos son casi ridículos como Argentina, donde el centro macrocefalico que representa Buenos Aires, es el depositario de todo el poder, y cuando la provincia destaca surgen caudillo como Carlos Menem, no sabemos que es lo peor, solo que el poder sigue en manos de los poderosos. No es posible que los funcionarios de regiones, departamentos o provincias se impongan también desde las distintas capitales . No se trata de que no recibir el aporte de otras regiones, incluso de países cercanos, o lejanos, bienvenido sea, el tema es que no pueden ser impuestos con la brutalidad interesada, similar a la utilizada por el imperio romano.
Debemos avanzar a un continente latinoamericano con traspaso de competencias a las regiones, elección directa de sus autoridades, mayor presupuesto descentralizado, respeto por las identidades regionales, y por las que deben construirse, también nos parece central abogar por el respeto a los distintos pueblos que son parte de América y que hoy no tiene una expresión clara y verdadera en política y en representación, el ejemplo más complejo es Chile .
El centralismo, al que algunos personeros rinde sumisa reverencia, desde una óptica de la ciencia de la administración; mutila e impide un país entendido y actuando como sistema. Un estado actuando como sistema nos da la ventaja de que todas las partes constitutivas de él, serán consideradas y evaluadas en una dimensión pertinente y actuaran en procesos cooperativos y solidarios, las regiones autónomas o bien federales, daría a la participación ciudadana un efecto sinérgico, donde las regiones, provincias o departamentos seria más que la simple suma de sus partes, que duda cabe seria una nación latinoamericana más potente, ya no solo para el crecimiento sino que para un efectivo desarrollo.
La discusión sobre la verdadera descentralización y regiones autónomas y sin exclusión y máxima tolerancia debe abrirse ya.

Cambio constitucionales y representación real
Desde nuestra óptica y desde el Grupo de Estudios de Atacama , hemos venido proponiendo un cambio copernicano en el actual sistema administrativo de la geopolítica y la administración estatal de Latinoamérica , estamos cierto que para ello debe haber una modificación importante en las constitución política del estado, por lo que el papel de nuestro legisladores será central, pero en este caso somos claro, legisladores identificados con las regiones, provincias y departamentos, con sentido de pertenencia a ella, no parlamentarios impuestos por el sistema de partidos políticos , que hoy por hoy, han dejado de ser todo lo representativo que se quisiera y de alguna manera los partidos, han sufrido un proceso de estancamiento , burocratización, tecnocracia y desensibilización, una suerte de desvinculación con sus bases, por que así es mas simple el manejo del poder por parte de los barones y de sus vasallos apostados en regiones.
El postmodernismo político latinoamericano es una rareza, digna de un estudio histórico, ya que por su funcionamiento de castas parece que hay una vuelta al medioevo, de ello son responsables los lideres políticos nacionales y los vasallos regionales, que con su actitud poco republicana socavan peligrosamente los cimientos de la democracia y la alejan de una democracia mas participativa y popular. Hecho, claro esta que no solo es representativo de la derecha sino que también del centro y la izquierda, tan medieval, y poco republicana como el resto de la casta política. De allí que Desde el Grupo de Estudios de Atacama GEA, alzamos una primera aproximación de análisis critico al funcionamiento político de Latinoamérica y de su peculiar democracia. Todo ello nos hace proponer el avance constante, sostenido, informado , participativo en su mas vasta expresión en la discusión sobre países mas descentralizado, para avanzar a países de verdaderas autonomías o federal ¿ cual camino será el mejor para profundizar la democracia durante el tercer milenio? Pensamos que la discusión y la participación de la sociedad, la pequeña comunidad y las personas nos dará la mejor solución.
Conclusión
Nos parece que en cuanto exista una mayor autonomía regional, estaremos en presencia de la herramienta mas poderosa para el desarrollo integral, no solo de la región sino que de los países mismos . Ahora bien la autonomía no tiene que ver solamente con un tema económico, sino que también con un cambio constitucional, cultural y en especial en lo referente a los enclaves antidemocráticos existente en nuestra patria grande, como la inequidad económica, educacional , cultural, la intolerancia etc. , Además como ya esbozamos anteriormente nos enfrenta a un sistema de caciques, o de señores feudales, que impiden la participación política ciudadana, este cambio va por el recambio de las personas , el posicionamiento de nuevos liderazgos, visión de país y espíritu republicano de quienes hasta hoy han manejado el sistema y de su parte una decisión inequívoca de dar paso a nuevas generaciones. De un cambio en la Educación; donde sea la escuela y el liceo el lugar privilegiado o primer gran laboratorio de experimentación democrática y de valores intrínsicamente humanos. La tarea no será menor tenemos ad portas una globalización, que no es la mundialización de la ciencia, el arte, la cultura, el cuidado del medio ambiente, o la globalización de la tolerancia y la solidaridad, , sino que es la homogeneización de un modelo neoliberal, individualista, hedonista y este ultimo tiempo hemos asistido a una de sus ultimas expresiones ; guerrero y expansionista. Por lo cual los márgenes de movimiento son a lo menos escasos, de allí la necesidad urgente de gestar en Latinoamérica un modelo mas abierto y participativo. Para comenzar, nos parece que la descentralización la mayor autonomía o el federalismo serian un excelente inicio de un cambio a nuevos tiempos.














7
POLITICA Y ESTADO, BASES SOBRE LA QUE SE EDIFICA LA DEMOCRACIA


Trabajado desde la educación y desde una óptica de la participación ciudadana, pensamos que los conceptos estado, política y democracia se entremezclan para dar vida y dinamizar al tejido social o lo que conocemos como la sociedad actual. Ellos no nacen al unísono y tampoco han tenido el mismo significado que hoy le podemos asignar, pero, tampoco son conceptos absolutamente indiferentes y no complementarios uno del otro.
Para su mejor conocimiento, su comprensión y utilización nos parece pertinente ir a los orígenes de ellos y ver como ha sido su evolución y como debemos hacer uso correcto de ellos en la sociedad presente. El estado como concepto con base en una realidad política diríamos comienza desde el siglo XVI, y se define como estado nacional a partir del XIX con sus respectivas evoluciones y progresos hasta la actualidad. Teóricamente podemos decir que el estado es el cuerpo político que dirige las funciones colectivas de una sociedad y que por ende ejerce el poder legalmente, desde este concepto podemos pensar que este existe desde los albores de la humanidad en sus distintas acepciones, por lo que se convierte en vital conocer cual seria el significado para Política, este es un concepto derivado del griego Polis, que es la ciudad estado de los helenos, y que originalmente quiere decir el que participa, se preocupa y propone en el seno de su comunidad, posteriormente de su polis y modernamente de su estado o república, sobre esta participación se estructuro la democracia, que literalmente es el gobierno del pueblo o del demos .
Para comprender y ejercitar la participación ciudadana, debemos entender que ella es una actividad complementaria y sinérgica entre estos tres elementos, de manera mas precisa diríamos que la política y el estado dan origen a un estado de situación democrática.
De acuerdo a la politológia, la política es el tema del poder, como se llega a el, como se administra y como se mantiene, es decir se entiende la política como la estructuración y enfrentamiento de fuerzas, pero, la política también desde una visión antropológica - filosófica es una de las características esenciales de la condición humana y es el elemento que nos hace diferente al resto de las especies, nos permite organizarnos y evolucionar como sociedad. Esta evolución que en un principio fue el gobierno de una monarquía electiva , pasando por gobiernos autocráticos y expansionistas , los denominados imperios : Asirios, Persas y la Paradigmática Roma, donde destaca la condición esclavista de cada uno de ellos, luego encontramos el régimen feudal, el cual llega finalmente a convertirse en un estado en el siglo XVI , estado que vive su propia evolución, llegando durante el siglo XIX a convertirse en un estado nacional basado teóricamente en la soberanía popular y opuesto a cualquier régimen autoritario. Los elementos para el estado nacional con una visión democrática nos la entrego durante el siglo XVIII el iluminismo y principalmente el francés Montesquie, el cual dividió al estado en tres poderes ejecutivo, quien administra y ejerce el poder, el legislativo, quien hace las leyes y supervisa al anterior y el judicial que hace que se ejecute la ley, realizada por el poder legislativo. No obstante esto existen un sinfín de pensadores que han realizado aportes centrales a la profundización de los conceptos de estado, política y democracia.
En la actualidad pensamos es un deber ineludible la participación política ya que ella permite participar con algo mas que el voto en el estado, es decir con una colaboración activa en preocuparnos y proponer mejoras de corte social, económico, educativo, de representación, de recreación, de genero a las distintas autoridades, es decir avanzar en la profundización del bien común, que es el fin ultimo del estado, modernamente entendido como el pueblo activo en política, organizados en lo jurídico, social, y en lo cultural, esta organización debe estar matizada de identidad y tener en vista dos elementos , estar dentro de un territorio determinado, pero con miras a construir estados supranacionales. .


De allí se desprende el concepto de que cada ciudadana y ciudadano vea a sus autoridades en su doble dimensión, como autoridades, pero también como nuestros funcionarios a los que pagamos, y a algunos muy bien, para que trabajen por nosotros y por el bienestar general de la población. Desde el presidente de la república , pasando por senadores, gobernadores, los médicos que nos atienden, los profesores que educan a nuestras hijas e hijos, al carabinero que custodia una plaza, son funcionarios para nuestro servicio y atención. Políticamente hablando es a ellos a quienes debemos proponerles, sugerirles, criticarlos y cuando sea necesario exigir su cambio, ya que la política es la herramienta del estado , para ejercer la democracia, que en este caso es la participación activa y real en las decisiones que nos afectan como tejido social.



Bibliografía Básica


BLOCH,Marc: Introducción a la Historia, Ed. FCE, Reedición, México D.F.
CARRACEDO,R,José. Paradigmas de la Política, Ed, Anthropos, BARCELONA, 1990
DI TELLA, , Torcuato: Historia de los partidos políticos en América Latina. Siglo XX, Ed. FCE, México D.F. 1993
ISRAEL, Ricardo y Morales, María: Ciencia Política , Ed. Universitaria, Santiago, 1999,.
PRELOT,Marcel: La Ciencia Política, Ed. EUDEBA S.A., Edición 1996, B. Aires,
RAMOS, Abelardo. Historia de la Nación Latinoamericana, Ed. A. Peña Lillo S.R.L, 2º Edición, 1973, B, Aires.
SALAZAR,G y PINTO, Julio Historia Contemporánea de Chile , Tomo I, Ed. Lom, Santiago, 1999.
RAMONET,Ignacio: Marcos la Dignidad Rebelde, Ed. Aun Creemos en los sueños, 2001, Santiago.
Revista . Política, del Instituto de Ciencias Políticas, Volumen 41, 2001, Santiago de Chile.

Consultas:
KAPLAN, Robert. El Retorno de la Antigüedad, Ed. Ediciones B S.A., Madrid, 2003.
SKINNER,Quentin El Nacimiento del Estado, Ed. Gorla, B. Aires, 2003.
ARRATE, Jorge y ROJAS, Eduardo. Memorias de la Izquierda Chilena, Ed. Javier Vergara, Santiago, 2003.
VILLCAMPA,Vicente . et al. Historia Universal, Ed, Lexus, Madrid, 1999
CUENCA, José et al. Historia Universal Ed. Océano, Barcelona



Comentarios sobre este texto:




Condiciones de uso de los contenidos según licencia Creative Commons

Director: Arturo Blanco desde Marzo de 2000.
Antroposmoderno.com © Copyright 2000-2011. Política de uso de Antroposmoderno